Como corolario de la boda, la luna de miel les hace mucha ilusión a las parejas. Luego de disfrutar de la fiesta, del vestido de novia, la llegada de los invitados, la comida y la torta de casamiento, las sorpresas y los souvenirs originales, el viaje de bodas es la desconexión con todos esos meses de organización y el comienzo de un nuevo camino juntos. Muchos momentos de felicidad y alegría los esperan en este viaje único. Consejos para contratar la luna de miel.

1. Elegir el destino

Wedding Travel

Son muchos aspectos que deben calcular: presupuesto, días disponibles para viajar, temporada del año, tipo de turismo, solos o por agencia, destinos populares o destinos alternativos, viajar al extranjero. Las preferencias personales por un tipo de viaje también tienen relevancia en la ecuación, por ejemplo, sol y playa, montañas, viajes ecológicos, safari fotográfico, agroturismo o una ruta de ciudades capitales. No dejen de consultar sobre los destinos que recomiendan las agencias.

2. Temporada del año

DMS Tour

Elegir la fecha del viaje de bodas es uno de los condicionantes con mayor peso en la balanza. Al buscar los destinos posibles para la luna de miel, uno de los primeros factores que se deben analizar es el clima de la región. Por ejemplo, si eligen el Caribe, un viaje de sol y playa, la época de lluvias será una experiencia que no quisieran pasar. Es ideal poder aprovechar las bondades de cada estación en consonancia con el destino elegido.

3. Lo barato sale caro

Secontur Lufthansa City Center

No se trata de un viaje cualquiera, una salida de descanso o unas vacaciones anuales. El viaje de bodas debe ser único. Por ello es importante poner de relieve las ilusiones que se comparten y dejar de lado los viajes de ofertas para otra ocasión. Solo consideren aquellos tips de regalos por estadía como masajes o un día de spa, pero no se dejen llevar por ofertas irrisorias porque probablemente estropeen la luna de miel en la que deberán invertir bastante desde el vamos.

4. ¿Solos o por agencia?

Boda Tienda

Es una duda muy frecuente entre los novios. Depende mucho del destino y de los gustos de la pareja. Un viaje de bodas armado por ustedes mismos va a tener una mayor carga de ansiedades y emociones que un viaje programado por agencia. Organizar un viaje requiere mucho tiempo y las agencias tienen acceso a un abanico muy amplio de lugares óptimos como destinos de luna de miel. Por otro lado, yendo por cuenta propia, se corren ciertos riesgos de desbarajuste si surgen problemas con alguna escala o algún hospedaje.

5. Seguro de viaje

Viajes Memorables

Hay destinos que exigen un seguro de viaje, como el caso de Europa. Pero al margen de la obligatoriedad o no, contratar un seguro de viaje les proporciona seguridad y tranquilidad durante la luna de miel. Es necesario pensar en los contratiempos que pueden surgir, como accidentes, un problema odontológico de urgencia, una cancelación de vuelo o una pérdida de equipaje. Los viajes de bodas suelen ser muy lejos de casa y tomar ciertas precauciones no está de más.

6. Investigar sobre el destino

Pacha Tour

Dedíquenle tiempo a estudiar el destino. Tener una idea de las características del lugar, el clima, la moneda, las excursiones y los paseos, la gastronomía y dónde comer, qué hacer en días de lluvia, si lanzarse por el turismo tradicional o el turismo alternativo, conocer sobre la conservación de recursos naturales y culturales, identificar sitios de interés, definir si hacer paseos guiados o ir explorando por su cuenta, son todos tips útiles para disfrutar al máximo de la luna de miel.

Verifiquen tener toda la documentación en orden y reserven con el suficiente tiempo. Optar por invitaciones de boda 2.0 o decantarse por un alquiler de vestido de novia son buenas estrategias para ahorrar para el viaje de bodas. ¿Listos para la gran aventura?