Casamientos

5 cosas que deberías evitar decirle a tu suegra, ¡que haya paz!

La costumbre suele indicar que los novios pueden llegar a tener algunos cruces con sus suegras. Por una cuestión de respeto a la madre de tu novia o novio, hay algunas frases que nunca debés decirles, ¡te contamos cuáles es mejor evitar!

Tiempos Felices

Es común que pueda haber algún tipo de roce con tu suegra. Muchas suelen opinar de más acerca del escote de tu vestido de novia o se molestan porque no le pidieron que ella haga la torta de casamiento. Muchas otras, tienen excelente relación con sus yernos o nueras, y hasta los ayudan a decidir cuál es la mejor opción para los souvenirs originales.

Por supuesto que esta relación es sumamente personal y dinámica, y dependerá de las personalidades de cada uno de los involucrados. Pero no olvides que se trata de la madre de tu pareja, por lo que hay algunas frases que debés evitar decir si querés evitar roces innecesarios.

Compararla con tu propia madre

Lógicamente, cada miembro de la pareja ama a su madre y la considera la mejor. Pero nunca compares a tu madre con tu suegra diciendo que ella hace alguna cosa mejor, porque se desatará la tormenta. Si tu madre de ayudará con tu peinado con trenzas fáciles, mientras que tu suegra se había ofrecido para hacerlo, explicale que te sentís más cómoda con tu mamá. Seguro lo entenderá.

Big Eye Photography

Decir que no pediste su opinión

Al estar involucrado su propio hija o hija en la boda, seguramente tu suegra quiera meter algún que otro bocadillo respecto de algún detalle de la boda. Escuchala con atención, aunque luego terminen tomando otra decisión, pero nunca le digas que no se la pediste, porque puede ofenderse. Además, quién te dice, quizás te de algún consejo que te pueda resultar útil.

Sugerirle algún tipo de vestuario

Las madres, sobre todo si ya tienen algunos años encima, suelen tener estilos propios, que pueden no gustarte. Pero por ningún motivo intentes aconsejarle qué se debe poner en la boda. Si lo hacés, que sea de forma sutil, como por ejemplo decirle que un vestido de fiesta largo le sentará mucho mejor a su figura.

Bleu Estudio

No hables mal de su hijo

Puede que con tu suegra sean muy compinches y te sientas en confianza para contarle cuando tenés una pequeña pelea con tu pareja. Está muy bien, porque seguro hasta puede aconsejarte positivamente. Lo que si debés evitar es arrojar comentarios negativos sobre tu novio o novia, puesto que puede volverse en tu contra. Si tuvieron una discusión acerca de los motivos de los souvenirs de casamiento en porcelana fría, sólo comentale el quid de la cuestión y evitá frases al estilo de “siempre hace lo mismo” o “no le da la misma importancia que yo”. Ella es la madre, siempre lo o la apoyará incondicionalmente.

Hacete un tiempo para visitarla

Nunca le digas a tu suegra que no tenés tiempo para recibir sus visitas, porque seguro se molestará. Es entendible que estén ocupados con los preparativos de la boda, sobre todo probando diferentes sabores de tortas de casamiento sencillas, o viendo fotos para inspirarse con la decoración DIY, pero si ella desea visitarlos para sugerirles algunas ideas, nunca digas que no tienen tiempo.

Una relación con la suegra puede ser compleja, pero que no tiene porqué transformarse en un martirio. Con voluntad y diálogo, seguramente lograrán llevarse bien.

Tu suegra será parte de tu familia política desde el momento en que se casen, o inclusive desde cuando empiezan a ser novios. Escuchá sus sugerencias acerca del peinado de novia que tenga para hacerte, o sobre los vestidos de novia en Once. Seguro lo hace con buena intención, y si no es así, el respeto hará que puedan convivir en paz.

Otros artículos que te pueden interesar