Las Demiero
Las Demiero

Son muchas las cosas que hay que planear: que el vestido de novia que usarás, qué frases para tarjetas de casamiento incluirán o por cuál torta de casamiento se inclinarán. Pero también debés cuidar tu cuerpo, para que ese día luzcas más radiante que nunca. Las dietas rápidas no son buenas para el cuerpo, así que tomá la tarea de bajar de peso como una actividad más de tu vida, así llegás a tiempo y espléndida.

Con tiempo, dedicación, estos consejos, y a la par de la ayuda de un nutricionista y un entrenador, lograrás lucir de manera perfecta tu vestido soñado.

Comé de todo, pero bien

Es probado que las dietas de muy pocas calorías no te ayudan a llevar una vida normal, y suelen tener un efecto rebote. Aprendé a controlar las porciones y reducirlas. Ese es ya un gran paso hacia tu peso sano e ideal.

Bao Kitchen
Bao Kitchen

La actividad física como actividad diaria

Todos los días debés dedicar como mínimo una media hora a hacer algún tipo de actividad física. No hace falta que te mates en el gimnasio, buscá algo que te guste hacer y que no sea un sufrimiento. Podés bailar, hacer algún deporte o actividades físicas que mezclan diferentes rutinas. Esto es fundamental para la meta de lucir ese vestido de novia con encaje por el que te decidiste.

Elegir alimentos con valor nutricional

¿A quién no le gusta la comida chatarra? Si es tu debilidad, llegó la hora de empezar a evitarla. Elegí alimentos con valor nutricional y que sean de todos los grupos de alimentos. Combiná frutas, frutos secos, semillas y pocas harinas.

El tiempo, eslabón fundamental

Si tu meta es bajar entre cinco a diez kilos, debés saber que la dieta la tenés que comenzar, según los especialistas en nutrición, por lo menos cuatro a seis meses antes. No te olvides de este detalle, porque te hará mucho más fácil el camino. Además, tené en cuenta que en el armado de la boda, deberás resolver otros detalles como  por ejemplo qué souvenir original entregarán, que te restarán horas de preparación.

Las cuatro comidas más las colaciones incluidas

Algo fundamental es que hagas sí o sí las cuatro comidas, así evitás comer de más en alguna de ellas. Tratá de ingenir alimentos cada tres horas; para eso las colaciones, como pueden ser una fruta o una barrita de cereales, son una idea excelente.

Agua bendita

Cualquier dieta sana incluye el consumo de agua. Como mínimo, por días tenés que tomar dos litros de agua pura. En ese sentido, sí están prácticamente prohibidos las gaseosas, los jugos artificiales, y todo lo que contenga azúcar. El alcohol, con moderación. Esto no sólo te ayudará a perder peso, sino que le brindará un aspecto lozano a tu piel, que hará que se luzca sana y radiante el día que te pongas tu vestido de novia sencillo.

Controlar la ansiedad

Lógicamente, los nervios estarán presentes y se acrecentarán a medida que se acerque el gran día. Tranquila, sabemos que es difícil mantener la calma, pero es necesario: los nervios te generarán ansiedad y querrás comer de más. Si eso pasa, y no lo podés evitar, en esos momentos tratá de consumir alimentos bajos en calorías como una manzana o un puñado de frutos secos. ¡Qué no te gane la ansiedad pensando en ideas para souvenirs de casamiento!

¡Salí a comer con amigos!

Que estés a dieta no quiere decir que toda tu vida social se haya terminado. En prácticamente todos los lugares existen platos light, como ensaladas, platos con verduras o cocidos a la plancha. Salí, relájate y pasala bien. Vas a ver que todo se torna más fácil si disfrutás con amigos.

Trabajá con metas reales

Lo esperable es que todas las novias desean verse más que perfectas el día de su boda, y seguro que así será, por eso no te sobreestreses poniéndote metas imposibles de alcanzar. Lo importante es que ese día luzcas radiante, independientemente de si hay uno o dos kilos de más. Trabajá con tu nutricionista sobre cuál es el peso que podés llegar a perder, sin proponerse objetivos inalcanzables.

Lo importante es que estés sana y feliz

Independientemente de si pudiste, o no, bajar esos kilitos de más, lo realmente importante es que estés bien de salud. Si no llegaste a tu peso, el vestido siempre se puede arreglar, así que no te preocupes por eso. Una boda va mucho más allá de lo físico. Es el paso a un amor para toda la vida. Todo lo demás es importante, pero complementario. ¡Recordalo!

Elegí un hermoso peinado de novia para ese día, acompáñalo con ese ajuar que siempre quisiste. Sé feliz viendo a tus amigas en sus espléndidos vestidos de fiesta y sobre todo, disfruta junto a tu amado el día más feliz de sus vidas. ¡El resto viene solo!