Casamiento de Seba & Mau

Algunas tradiciones nunca se pierden, como la de los gorros durante el cotillón. Tal como hicieron con sus souvenirs de casamiento, pueden hacerlos ustedes mismos, ya que por suerte existe una gran variedad de materiales que les pueden funcionar. Así que, una vez decidido el vestido de novia que lucirás, es hora de pensar cómo abordarán la fiesta, que tragos servirán y, por supuesto, qué torta de casamiento convidarán, para hacer de su festejo, un día único.

Tanto para las parejas DIY, como para aquellos que prefieren contratar un proveedor, los gorros son opciones muy prácticas a la hora de encarar el momento del cotillón, que no puede faltar en un casamiento argentino. Por eso, hoy les dejamos opciones de gorros, modelos, materiales para elaborarlos y dónde conseguirlos.

Una tradición con varios años encima

El uso de los gorros es una de las formas más típicas para festejar durante el momento del cotillón. Desde los más clásicos, hasta los gorros con formas divertidas, no faltan prácticamente en ninguna celebración. Si ya saben que quieren tener este tipo de cotillón, sepan que nunca fallaron en ningún casamiento.

Decidir el estilo

eBass Producciones

La boda es un gran todo, constituido por varias partes que —idealmente— deben guardar coherencia entre sí. Es decir que si se deciden por una temática clásica y elegante, la torta de casamiento original debe seguir en esa línea, lo mismo que el vestido de novia sencillo. Obviamente, los gorros también deberán serlo, aunque la creatividad aplicada permite una mayor amplitud de opciones. Encontrarán los clásicos gorros galera, en todos los colores y telas, o las simpáticas vinchas para las amigas de la novia.

Si desean algo más original, existen actualmente todo tipo de gorros: con formas de personajes, de terror, con caras graciosas, con formas de comidas y bebidas… en resumen, para los gustos de todas las parejas.

¿Comprarlos o hacerlos?

Si algo permiten los gorros, es que se puedan elaborar tranquilamente en casa, con materiales bastante sencillos. Claramente, esta decisión dependerá de qué tan buenos sean con las manualidades, o qué cantidad de gorros haya que elaborar. Si finalmente decidieron que los harán ustedes mismos, recuerden organizarlos y armarlos con anticipación, ya que llevan un tiempo de elaboración.

Si en cambio el estilo DIY no es lo suyo, tranquilos, que existen proveedores que los hacen a gusto del cliente, o cuentan con varios modelos para ofrecer y se pueden adquirir desde internet, sin necesidad de moverse de casa. Buena idea, ¿verdad?

¿Con qué materiales hacerlos?

El material por excelencia, o el más usado para realizar los gorros es la gomaespuma. Es un material muy maleable, y que se pega sólo con pegamento, para aquellas parejas que deseen hacerlo en sus propias casas. Se puede comprar en prácticamente todos los colores, por lo que se pueden crear todos los modelos que se imaginen.

En los últimos años también se suma la opción de gorros de tela. Normalmente se usa una tela brillante (incluso viene en colores flúo), que permite la misma facilidad de realización que los de gomaespuma. Si también harán sus propios modelos de tarjetas de casamiento, ¿por qué no también los gorros?

Los novios, los destacados

Glas Fotografía

Algo que se estila mucho es que los novios tengan gorros diferentes al del resto de los invitados. Pueden destacarse en el tamaño o en el modelo. Lo más común es seguir una temática, y en base a eso, elaborar un gorro para cada uno de los esposos. Puede ser algo clásico, como gorros con forma de corazones o tratarse de los personajes de alguna película conocida o de moda. Lo importantes es que se marque la diferencia entre los gorros de los novios y el resto de los invitados. Aunque ya se destacarán por ese gran vestido de novia con encaje y ese sobrio traje negro, vale la pena hacerlo también de este modo.

Aunque pueda desarmar un poco el peinado de novia, vale la pena divertirse bailando al ritmo de una cumbia, mientras reparten gorros a todos sus amigos, que lucieron a tono con la ocasión, usando sobrios trajes y vestidos elegantes para fiesta. ¡Salud por la nueva pareja de recién casados!