Organizar un casamiento implica tener en cuenta una gran cantidad de detalles: encontrar tu vestido de novia ideal, organizar las mesas y los invitados, encontrar los souvenirs de casamiento que enamoren a sus invitados y preparar una ceremonia inolvidable. Luego llegará el momento de disfrutar de la fiesta y, la mejor recompensa, la esperada luna de miel. 

Si todavía no se deciden por un destino, hay una tendencia que deben conocer. Se trata del glamping: una alternativa elegida principalmente por los novios amantes de los escenarios naturales, pero que a la vez no quieren renunciar a la comodidad y a ciertos detalles que un camping corriente no ofrece.

¿De dónde viene su el nombre de este tipo de viaje? Nada más y nada menos que la fusión entre las palabras glamour y camping. Imagínense dormir en plena naturaleza, con las estrellas sobre su cabeza, los sonidos del bosque en sus oídos, pero sin tener que armar la carpa o dormir en un incómodo colchón inflable. El glamping ofrece una nueva forma de viajar disfrutando de las ventajas de la vida al aire libre y eliminando todas sus desventajas. ¿Tentador, no?

Alojamientos rústicos pero con lujos de hotel

Carpas gigantes, iglús, tipis o la tan soñada casita en el árbol son algunas de las opciones que ofrece el glamping, siendo una opción completamente ecológica que incluye servicio de habitaciones, jacuzzi, restaurantes gourmet y actividades para pasar unos días inolvidables.

Esta tendencia se ha popularizado en los últimos años, por lo que es posible encontrar opciones en prácticamente cualquier rincón del mundo. Si están planeando una luna de miel internacional, pueden optar por ofertas tan tentadoras como un iglú en la ladera de una montaña en Suiza, una habitación en un árbol en Suecia, una cabaña redonda junto a un bosque en una de las zonas más bonitas de Inglaterra, un lodge en Tanzania o un asombroso bungalow en el Gran Cañón del Colorado. 

Glamping en Argentina

Nuestro país también ofrece preciosos rincones en los que pasar unos días de camping glamuroso. Se pueden encontrar propuestas en la Patagonia —especialmente en Chubut y Santa Cruz— y también en provincias como Mendoza y Córdoba. La mayoría ofrecen muchos de los servicios que encontraríamos en un hotel, como pensión completa, ropa de cama e incluso jacuzzi. También es posible contratar actividades para los amantes de la naturaleza, como kayak, rafting, pesca, trekking o escalada.

5 motivos para irse de glamping

  • Les permitirá conectar con la naturaleza y vivir una experiencia inolvidable al aire libre, en lugares alejados de la civilización pero donde podrán disfrutar de todas las comodidades de un hotel de lujo.
  • Es una excelente manera de conocer las maravillas naturales que Argentina tiene para ofrecerles, conociendo rincones que los van a enamorar.
  •  Es un tipo de viaje para el que no necesitan dedicar una excesiva cantidad de días, por lo que, si no cuentan con mucho presupuesto o días para tomarse, pueden elegir pasar un fin de semana a puro relax. ¡Desconexión asegurada!
  • El glamping es ecológico. Los lugares seleccionados para instalar este tipo de hospedajes son de difícil acceso para las masas de turistas, pero pueden llegar hasta allá con transporte privado y guías profesionales.
  • Todos los campamentos son reducidos y nunca hay un exceso de huéspedes, por lo que podrán disfrutar de intimidad y confort todos los días que dure su estancia.

Si todavía están indecisos con el destino que elegirán para su luna de miel, háganse dos preguntas: ¿Queremos naturaleza? ¿Queremos comodidad? Si las dos respuestas son afirmativas: ¡El glamping es lo suyo! Ahora que resolvieron la luna de miel, pueden seguir mirando ideas para tarjetas de casamiento, o navegando entre las imágenes para souvenirs de casamiento.