Studio Des Reves
Studio Des Reves

Los zapatos de novia son un accesorio fundamental de tu look. Por eso, el calzado debe combinar con el vestido de novia, el ramo, el makeup y el peinado de novia. Por experiencia, seguramente sepas que el zapato más lindo a veces puede ser el más incómodo. Para mejorar la experiencia y no sufrirlo tanto te compartimos algunos tips que te ayudarán a sentirte cómoda y aguantar toda la noche.

Secretos para amoldarlos

A veces solemos ver zapatos, accesorios y vestidos de novia de famosas, y decidimos usar esa inspiración para hacer la compra. Pero puede que el resultado no sea el que esperamos. En el caso del calzado, esto puede ocurrir porque este es muy grande, porque los zapatos son incómodos, duros o tienen un material poco amoldable.

Un tip muy útil es empezar a usar los zapatos unos meses antes con medias para caminar por tu casa. Estas te van a ayudar a evitar raspones e irritación de la piel para no llegar al casamiento con los pies vendados o lastimados.También podés pasarle el secador de pelo para calentar las zonas más apretadas y así ir ablandándolos.

¿Zapato muy grande?

Nan Fotografía
Nan Fotografía

Si al caminar tu zapato se sale del talón, podés solucionarlo aplicando un poco de laca para el cabello en la parte trasera. De esta forma evitarás que se mueva. Otras alternativas para zapatos grandes que no se pueden cambiar es comprar suelas de silicona de tu medida para que ocupen espacio dentro del zapato y logren achicar un poco la moldura.

¿Zapato muy chico?

Studio Des Reves
Studio Des Reves

Si el zapato te aprieta mucho, podés probar con ponerte desodorante en barra en las zonas enrojecidas del pie. Así conseguirás que no te raspe la piel o que te salgan ampollas. Las punteras de silicona son grandes aliadas para evitar que las uñas choquen delante y te duela. Las venden en la mayoría de las farmacias.

Trucos extra para tu pie

Filmyco
Filmyco

Si tu zapato es cerrado y tenés problemas con la transpiración, podés usar otro truco alternativo al talco. Con poner un protector diario en la base —si es que no llevás medias— va a ser más que suficiente. Lo que hace es absorber y despojarte de posibles malos olores. Si los zapatos tienen mal olor podés espolvorear un poquito de bicarbonato de sodio y dejarlos toda la noche. Por otro lado, mientras los tengas guardados dejales una bolsita de sílice a cada uno para absorber la humedad.

Si llegó el día y tenés los pies hinchados podés preparar un balde con agua tibia y ponerle un sobre de té de manzanilla. Te va a ayudar muchísimo para deshincharse y que el calzado te entre mejor.

Trucos extra para el calzado

RM Producciones
RM Producciones

Si tenés unos zapatos de charol blancos o color nude, ideales para usar con el vestido de novia para el civil y tenés la mala suerte de que se te manchen, no te preocupes. Podés pasarle una toalla con un poco de limpiavidrios. El producto va a remover rápido la mancha y dejar el zapato brillante. Si el zapato es de cuero o cuero ecológico podes usar un poquito de vaselina para retirar manchas, además de la cera correspondiente. Luego con una servilleta retirás el excedente de producto.

Para limpiar suelas de goma —sobre todo si son blancas— podés utilizar un algodón con acetona (quita esmalte). Así la mancha va a salir súper rápido y no tendrás que perder tiempo en lavarlos y que se sequen. Si la superficie es muy pequeña, utilizá un hisopo.

Si el zapato es de gamuza y tiene manchas o suciedad podés usar una lima de uña para ir retirandolas. ¡Se van a ver como nuevos enseguida!

Tips para intervenirlos

Si ya tenes un par de zapatos y querés rejuvenecerlos, podés optar por pegarle canutillos, apliques, bordados o cintas con encaje. Además, podés optar por personalizarlos con sellos en la suela. Aunque no lo creas, muchos de los materiales que uses para las ideas para souvenirs de casamiento te sirven perfectamente para intervenir los zapatos. Incluso si te sobró algún detalle que hayas usado para agregar a los modelos de tarjetas de casamiento —podrían ser las cintas que enlazan el cierre del sobre— podés reutilizarlos para decorar el calzado.

Si tenés algunos de estos de estos inconvenientes no dudes en probar los zapatos varios días antes. Recordá que cualquier intervención que hagas con la decoración de los souvenirs originales te va a servir no sólo para el zapato; también podés decorar la mesa de la torta de casamiento o la mantelería de la mesa. Todo tiene una segunda oportunidad para ser disfrutado.