Studio Des Reves
Studio Des Reves

Para amenizar una boda, las melodías de jazz de repertorios conocidos o reversionados inciden en la buena energía que sobrevuela un casamiento. Es una elección de música que marca un estilo elegante o vintage. Al momento de elegir la banda de música en vivo, la torta de casamiento, la decoración, los souvenirs de casamiento, los arreglos florales y el peinado recogido, les dejamos algunos conceptos sobre el jazz y tips generales.

1. Inicios del jazz

Tuxedo Jazz
Tuxedo Jazz

Pocos ritmos llevan una historia tan rica detrás. El jazz comienza a gestarse en las primeras dos décadas del siglo XX. En la ciudad de Nueva Orleans convergía toda la clase trabajadora que se volcaba hacia la música como forma de escape de una realidad social dolorosa. La Original Dixieland Jazz Band es una de las bandas pioneras que, con un pie en el blues y otro en el jazz, hacían sonar los banjos, trombones, trompetas y clarinetes y se convertían en los íconos de la ciudad.

Con un escenario dominado por el blues y el ragtime, en la década del 20, en la ciudad de Chicago nacen los primeros discos de jazz, entre ellos, los de King Oliver y Louis Armstrong, este último el músico más popular del género, del cual podemos hacer una larga lista de canciones para disfrutar en el día del corte de la torta de casamiento. Armstrong rompió con la línea disciplinada e incorporó las improvisaciones melódicas que llevaron su trompeta y su voz a la gloria del jazz.

2. Las big bands y los solistas

Baires Jazz Quartet
Baires Jazz Quartet

La historia del jazz es muy larga. No podríamos contarla aquí, pero sí podemos nombrar algunas leyendas del jazz. En las décadas siguientes las big bands sumaron secciones grandes de viento, piano, contrabajo, batería y voces de cantantes de blues como Bessie Smith y Ella Fitzgerald. Una de estas orquestas famosas era la de Glenn Miller.

Las big bands dieron paso al bebop, un jazz más experimental, polirítmico, enfocado en el concepto de solistas. Charlie Parker y Duke Ellington son de los músicos más legendarios en esta etapa. El blues siguió moviéndose y abriendo camino a otros artistas de jazz, como Ray Charles, B. B. King, Joe Williams, Miles Davis, Chet Baker y Lee Konitz. Así como Louis Armstrong marcó un punto de giro en el jazz, Nat King Cole, Frank Sinatra y Tony Bennett quebraron la línea que separaba el jazz del pop.

3. Clásicos

Studio Des Reves
Studio Des Reves

El jazz tiene una extensa historia de sonidos, músicos, bandas, estilos fusionados. Las décadas del 30 al 50 significaron un tiempo sin igual para la obra de artistas del jazz, una época dorada. Muchas de esas canciones son clásicos no solo en su país de origen, sino que podemos escucharlas en eventos y casamientos, reconocerlas y bailarlas. De esta forma, cantantes de jazz como Louis Armstrong, Nat King Cole o B. B. King pueden sonar en una playlist de bodas actual y seguir erizando la piel.

4. Show de jazz

Enrique & Laura
Casamiento de Enrique & Laura

El jazz preserva la cultura que le dio origen, la afroamericana, e inspira a otros géneros, como los ritmos latinos –balada, salsa, bossa nova y jazz cubano–. Las bandas de jazz encuadran perfectamente para ambientar un casamiento y su espíritu versátil les permite tener un repertorio amplio para tocar no solo jazz, sino también estos ritmos que nombramos, y hacer bailar a quienes recibieron sus tarjetas de casamiento originales.

5. Recepción, cóctel y pista

Tuxedo Jazz
Tuxedo Jazz

El jazz y el swing son estupendos para ambientar estas secciones de la boda. Mientras los invitados van llegando, la banda toca su música de fondo, prometiendo una celebración espectacular. Los clásicos del jazz, de esa época dorada, suenan con melodías inconfundibles para disfrutar de la recepción. Los clásicos reversionados y los temas fusionados de jazz con rock o ritmos latinos invitan a pisar la pista con esta música enlazada con riffs melódicos de trompetas y saxos e interpretaciones legendarias.

6. Tipo de boda

Tuxedo Jazz
Tuxedo Jazz

Los ritmos más relajados del jazz indican que se pueden utilizar en cualquier tipo de boda y serán ideales para amenizar la ceremonia y la recepción. La ambientación que deriva de la puesta en escena nos muestra que una banda de jazz será perfecta para un casamiento clásico, con vestidos de fiesta largos y trajes elegantes, o de tipo vintage, con vestidos de encaje retro y peinados con pelo suelo, ondas al agua o moño de costado.

Las bandas de jazz suman el glamour de escenas de una época dorada. Los vestidos de novia de líneas clásicas, con una visión moderna del glamour de los años 20, o un vestido de novia usado vintage son geniales para bodas con jazz.