Al momento de planear el menú del casamiento surge una pregunta clásica. ¿Qué comida es apropiada para una boda? Seguramente se encontrarán con una variedad de opciones, así como souvenirs de casamiento, regalitos para los invitados, invitaciones de boda, arreglos florales o imágenes de tortas de bodas. En el momento de optar por un menú u otro, consideren que hay platos que es mejor evitar en el servicio. ¿Cuáles son?

1. Comidas crudas

Aunque las técnicas gastronómicas que dejan la comida cruda van en tendencia mundial, para una boda quizás no sea la mejor opción. Estos platos como ceviche, tartar, carpaccio, sushi o sashimi pueden resultar unos manjares para algunos comensales, pero el fuego o la cocción no tienen lugar, por lo cual los riesgos de parásitos se disparan, aunque se hayan tenido los cuidados más extremos.

2. Preparaciones picantes

Existen muchos platos de la gastronomía internacional que llevan picante como condimento esencial. Aunque algunos invitados puedan disfrutar de estas preparaciones, la mayoría dirá no al picante. Y así nuevamente surge un riesgo de fracaso culinario. Si ustedes son simpatizantes del picante, es mejor dejarlo para otra ocasión.

3. Bocados exóticos

Así como optan por una torta de casamiento sencilla, también el menú debe enfocarse en platos sencillos, siempre teniendo en cuenta productos de temporada. Arriesgarse con bocados exóticos puede jugarles una mala pasada y hacer que desperdicien la comida. Esto no quiere decir que deban ajustarse a un menú acotado, todo lo contrario, hay una amplia variedad de platos simples y ustedes se aseguran un éxito sabroso.

4. Versiones minimalistas

La gastronomía minimalista que juega con las texturas y los diferentes sabores es una experiencia que vale la pena vivir, pero no es una opción para presentar en una boda. Las porciones pueden ser muy pequeñas y algunos comensales pueden quedarse con gusto a poco aunque los bocados resulten una explosión de sabores. Por otro lado, esta misma característica puede no conjugar con todos los paladares.

5. Platos complejos

Con buenas opciones de carnes y verduras, un menú sin tantas complicaciones será mejor bienvenido que aquel con platos extravagantes, que los invitados no puedan identificar fácilmente. La variedad de sabores y alimentos que no se repitan son secretos culinarios de los que deben apoderarse al momento de armar el menú del casamiento. Incluso menos es más, como los clásicos vestidos de novia sencillos.

6. Comida difícil de manipular

Algunos platos requieren que se sirvan en su punto justo para evitar que se apelmacen o vayan perdiendo su forma si pasa algún tiempo sin servirse. Hay otras comidas con mucha salsa que puede salpicar los trajes y vestidos elegantes para fiestas y, así, crear un momento fastidioso para los invitados. En este caso deberán evaluar la comodidad en la mesa.

7. Cena de muchos platos

Incontables platos que se van sucediendo en las mesas tampoco resulta positivo. Aunque todos quieran deleitarse con el menú de casamiento, seguramente también quieren divertirse y bailar. Muchos platos en la cena pueden provocar estómagos pesados y quitar las ganas de bailar. Con tres platos es suficiente para contentar a todos. Además, no olviden la torta de casamiento original y la mesa dulce.

8. Productos fuera de temporada

Además de influir en el presupuesto, elegir productos que no son de temporada puede quitarles a las comidas la frescura que otorgan los productos que sí lo son. Especialmente sucede con las frutas y las verduras. No es lo mismo servir un postre de frutillas refrescantes en verano que en invierno. Algunos productos son bien estacionales y se nota enseguida si son frescos o congelados.

El menú es clave para el éxito de un casamiento. También va de acuerdo con el estilo de boda, el vestido de novia, la cantidad de invitados y la elección del lugar. Exploren sobre las tendencias de tortas de casamiento. ¿Clásicas, románticas o glamurosas?