Casamientos

5 formas de pasar la noche previa al casamiento

Hay parejas que siguen la tradición de no verse la noche previa porque dicen que trae mala suerte. También hay quienes no quieren separarse ni un minuto sin importar que diga la costumbre. Ustedes, ¿cómo van a pasar la última noche de solteros?

Ya estás en la cuenta regresiva para la fecha indicada en la tarjeta de casamiento. Ya tenés tu vestido de novia listo, colgado en tu percha especial, junto a los zapatos y el ramo. Solo resta que llegue el momento de caminar hacia el altar para encontrarte con tu pareja. Pero antes hay algo importante que definir: ¿ya saben cómo y dónde van a pasar su última noche de solteros? Aquí les damos algunas opciones.

En la casa familiar

¿Qué te parece volver por una noche a la casa de tu mamá y papá? Seguramente se sientan súper contentos de poder compartir ese momento con su hija previo al casamiento. Quizás puedan aprovechar para compartir historias sobre el casamiento de tus padres o de tus tíos y pasar un hermoso momento en familia. Además, ¡no hay nada más relajante que volver a dormir en la casa de tus padres sin preocupaciones ni nervios!

I Want Fotos

Con tu prometido

Tal vez no tengas ganas de trasladarte y prefieras pasar la última noche de novios juntos. Es una excelente ocasión para descorchar un buen vino y ¡brindar por todo lo que vendrá! Pidan una buena comida y pongan una música romántica para pasar una hermosa velada.

Noche con amigas

Quizás quieras disfrutar de tu última noche soltera con tus amigas para distraerte y no estar pensando en los últimos detalles de decoración del salón. Seguramente en una noche de chicas te vas a poder relajar y pensar en un ratito en otra cosa o compartir con tus amigas cómo le quedarán los vestidos de fiesta largos. Eso sí, ¡nada de quedarse hasta tarde! Que al día siguiente te espera una gran ceremonia.

Pablo Vega Caro

Sola

Si querés cumplir con la tradición de no verte con tu prometido hasta llegar al altar, podés pasar la noche anterior al casamiento sola. Tal vez, todavía conserves tu departamento de soltera y allí podrás relajarte viendo una peli y pensando en cómo será la ceremonia.

Otra opción, si ya conviven con tu futuro marido, es pasar la noche previa al casamiento en un hotel. Así no tendrás que estar pensando en cocinar o lavar los platos y dedicarte un tiempo para descansar y relajarte. Fijate que sea una habitación con todas las comodidades y donde después puedan ir tu maquilladora y estilista para poder prepararte para el gran evento. ¡No te olvides del fotógrafo! Seguramente después quieras una copia de las fotos de la previa mientras te preparas.

Con tus damas de honor

Otra opción es pasar la noche previa al casamiento con tus damas de honor para repasar cómo les quedan los vestidos elegantes de fiesta, hablar del maquillaje que se harán o ver cómo les quedan diferentes peinados de pelo suelto o recogido. Seguramente al estar con tus hermanas, primas o tus más íntimas amigas te sientas más tranquila y contenida para que los nervios te dejen dormir.

Lo importante de la noche anterior es que estés tranquila y que te rodees de tus afectos. Tu vestido de novia se lucirá como nunca junto a tu maquillaje y tu peinado de novia. Lo ideal será descansar lo más que puedas para poder afrontar la gran jornada que tenés por delante. ¡A disfrutar que todo saldrá bien!

Otros artículos que te pueden interesar