Nicolas Pedrerol Fotografía

Muchas personas estarán dispuestas a estar con vos la noche antes del gran día. El debate se abre cuando surge la pregunta: ¿da mala suerte dormir la noche de bodas con tu prometido? Esa superstición viene a raíz de la arcaica tradición de no ver al novio el día del casamiento porque produce el mismo efecto: “mala fortuna”. Está en sus mano dar credibilidad o no a ella. Hay parejas que deciden pasarla juntos para compartir las emociones y el nerviosismo que conlleva casarse. En cambio, otras prefieren dormir en habitaciones separadas e incluso casas diferentes para esperar con más ganas la noche de bodas. Las hay también que duermen el uno sin el otro durante varios días. En definitiva, si tu novio no entra en el plan de esa noche, entonces: ¿qué podés hacer? ¿Con quién podés pasarla? Las respuestas a estas preguntas abren un abanico de posibilidades:

1. En casa de los padres

Pueden cenar juntos y luego, como dicta la tradición, cada uno a dormir a casa de sus respectivos padres. Es una idea genial porque podrás dormir tu última noche como soltera en tu antigua habitación y podrás estar en compañía de tu hermana o tu madre. Así, al día siguiente podrás vestirte, maquillarte y peinarte para la gran ocasión junto a ellos y en tu antiguo hogar. Sin duda es una opción muy especial.

Aires Visual Foto & Video

2. Fiesta precasamiento


Otras parejas optan por realizar una fiesta precasamiento con la familia y amigos más íntimos. Es una gran opción, así pueden compartir las emociones y los nervios antes del casamiento todos juntos. Posteriormente a esa fiesta, si no creen en las supersticiones pueden dormir juntos o, si son de los que creen en ellas, separados. ¡Cómo ustedes prefieran! 
 

3. Con los amigos

Hay novios que quieren pasar esa noche con sus amigos. No se trata de la despedida de soltera, eso debería de haberse hecho días, semanas o meses antes, sino de algo más tranquilo y relajado, ya que hay que estar reluciente, descansada y al 100% para el día siguiente.

Nicolas Pedrerol Fotografía

4. En casa pero sin él

En el caso de que vivas con tu pareja y te gustaría dormir en tu propia casa y en tu cama esa noche pero sin él, decile que se vaya a dormir a otra habitación o invitale a se vaya a casa de sus padres o amigos.

5. En casa de una amiga

Dormir en casa de una amiga también se puede contemplar como opción. Si alguna amiga te abre la puerta de su casa durante esa noche, acéptalo si es lo que querés. 
Seguir la tradición o no, no es algo obligatorio, si son de los que apuestan por ella, perfecto; de lo contrario, siempre pueden crear las suyas propias.

Nicolas Resille

6. Donde se celebrará el casamiento

Si la casa de tus padres no te convence porque vas a estar más nerviosa de la cuenta, otra alternativa es pasar la noche antes del día del “sí, quiero” en el mismo lugar en el que van a celebrar la fiesta del casamiento, si es posible. Invitá a tu hermana, a tu madre o alguna amiga, si sos de las que cree en la superstición.

7. Íntimamente

Hay personas que con tanta gente se agobia y se impacienta todavía más, entonces, la soledad en estos casos puede ser tu mejor amiga. Pero desde acá te aconsejamos que invites al menos a una persona, puede ser tu hermana/o o alguno de tus padres o alguna amiga, lo importante es estar acompañada en esa noche tan especial.