Casamiento de Franco & Estefania

El velo es un accesorio muy ligado a la imagen que tenemos de las novias. Por un lado, va cargado de mucha tradición, como las tortas de casamiento, y por otro, el estilo y el uso se renuevan para otorgar el romanticismo siempre vigente que requiere el ritual de las bodas. Si estás en la búsqueda del vestido de novia 2019, los zapatos y el peinado de novia, es el momento de probarse los velos y encontrar el tuyo. Te contamos 7 razones para usar este accesorio.

1. Por tradición

Mauricio Garay

Hay novias que se deciden por lo retro o por algún diseño de autor, sin embargo, el vestido de novia sencillo sigue considerándose un vestuario ritual. Es decir, simboliza el pasaje de un estado a otro. De esta forma, el velo se suma con su propio protagonismo tradicional de protección frente a los malos espíritus y cubierta simbólica de la virginidad. Por tradición, el velo va de la mano del vestido pero puede ir variando la forma de colocación.

2. Romanticismo

Estudio Kamalian

El velo fue pasando por distintas etapas en la historia, desde los velos que llegaban hasta el piso; coronitas y velos cortos, hasta sombreros con pequeños velos que cubrían la mirada. El velo de tul irradia una luminosidad llena de romanticismo. Y este está ligado íntimamente con el pasado, con las costumbres, con las herencias. De ahí que las novias busquen envolver sus casamientos y sus propias figuras de puro romanticismo.

3. Por tendencia

Smile Photo

Aunque la tradición no se lleve tan a rajatabla en la actualidad, el velo cobra un valor renovado con las nuevas tendencias. Para algunas novias, puede considerarse un accesorio imprescindible y, así, cada una puede encontrar el estilo de velo que mejor le asiente. Las variedades de modelos son amplias y el tradicional tul ilusión dio paso a otros géneros como el algodón y la seda, con mayor caída natural.

4. La personalidad

Cecilia Cufré

Algunos expertos en moda indican que el peinado de las novias refleja una evolución personal de la propia mujer. Los velos y las coronas de flores muestran ciertos rasgos de las novias. Hoy en día muchas novias lucen peinados fáciles, otorgando luz a su propia belleza natural. El velo, las tiaras, los tocados o las coronitas son de los accesorios femeninos con los que las novias pueden jugar para mostrar su propio estilo.

5. Todos los estilos

Vini Rissatti Fotografías

Hay muchos estilos de velos y cada novia puede encontrar el suyo. Desde los clásicos y formales, los románticos y sencillos, los sofisticados, hasta los más eclécticos. El peinado cuenta a la hora de elegir el velo pero no es imprescindible adaptarse a él. El detalle importante es saber dónde se inserta el accesorio. Las formas varían y se puede optar por sobre la cabeza, por debajo del peinado o sobre él.

6. Según los peinados

Áquila Fotografía

Para un peinado recogido es ideal el velo insertado por debajo. Para peinados sencillos como los peinados con trenzas fáciles, los velos que caen por la cara cobran un nuevo valor. Los peinados con pelo suelto que tienden a lo natural para estar espléndidas se llevan muy bien con un velo que nazca en una corona o tocado de flores. Para novias con pelo corto, un estilo bandana es un look más osado.

7. Uno para cada novia

BÈ Photography Studio

Cuando agregues el velo a la prueba del vestido, quizá sientas que ahora sí sos una verdadera novia. Verás que existe gran variedad de modelos y estilos. Podrás probarte los velos clásicos como las mantillas pero también te vas a deslumbrar con los modelos más novedosos como los velos cascada, vals o pirata. Otra opción muy romántica es usar el velo heredado de la familia.

Siempre se recomienda probarse distintos modelos y prestar especial atención a la conexión que se establece con el vestido de novia, sobre todo cuando adaptamos un velo prestado. Hablando de velos y peinados, ¿ya elegiste tu peinado de novia?