Fotopía
Fotopía

Muchas veces, las tradiciones y la rutina en los casamientos pueden estresar a los novios. ¿Por qué no mejor romper la rutina? Como novia, podés elegir un vestido de novia extravagante, como novio inventar tarjetas de casamiento divertidas o juntos decidirse por tortas de casamiento fuera de la común. Las posibilidades para rebelarse son muchas. ¡Anímense a tener una boda diferente!
Sepan que no está mal querer salirse de lo estipulado. Elegir como futuros casados lo que desean en su día es lo más importante.

Cambios de roles: sacerdotes por amigos

Si decidieron tener una ceremonia religiosa o realizar una pequeña bendición, hay muchas costumbres que pueden terminar para tener una boda singular. Una de ellas es elegir que un amigo de la pareja oficie la ceremonia espiritual o religiosa. Esto le brindará un toque mucho más íntimo, ya que él o ella los conoce a ambos, y podrá imprimirles un aire más personalizado, comentando anécdotas o momentos especiales que hayan vivido juntos.

Glas Fotografía
Glas Fotografía

Cambiar anillos por lazos o tatuajes

Si bien el anillo uno de los elementos simbólicos más importantes en un casamiento, se puede alterar la forma tradicional del anillo con diamantes o piedras. Una divertida idea es que los novios se entreguen entre sí collares hechos por sí mismos, como emblema de su amor. Y, para las parejas más osadas, tatuarse un anillo en el momento de la ceremonia hará ¡que todos queden con la boca abierta! Incluso, pueden regalar tatuajes temporales a sus amigos a modo de souvenirs originales. ¿Qué te parece la idea?

No elegir vestidos tradicionales de novia

La historia ha marcado que los vestidos de novia deben ser blancos, para simbolizar la pureza. Pero tranquilamente hoy, se puede romper con ello y lograr ser una novia fresca y original.
Una alternativa es lucir vestidos de novia cortos en colores que vayan desde una paleta de pasteles hasta algo más jugado como violetas, azules, rojos y hasta ¡negro! Las opciones son infinitas: elegí algo con lo que te sientas cómoda y que puedas lucir sin miedo.

Andres Pozobon Fotografía
Andres Pozobon Fotografía

Ingresar juntos a la ceremonia religiosa

Sobre todo si la pareja ya convive, ingresar de la mano para la ceremonia religiosa es una manera de simbolizar la fortaleza para emprender juntos este gran desafío que es el casamiento. Todo el mundo los verá entrando, rebosantes de alegría, y será sin duda un gran augurio para la vida que les espera juntos.

Mesas sin numerar, invitados sin ubicación fija

Una buena manera de integrar tanto a los amigos y familiares de ambos novios, es que ellos decidan dónde y con quién sentarse. No sólo les ahorrará un dolor de cabeza a los recién casados, sino que hará que todo luzca más descontracturado.

Mujeres y hombres para el cortejo de la novia

Una opción muy llamativa es que las “damas” de honor, sean también hombres. Eso le dará diversidad a la ceremonia y romperá con muchos estereotipos de género. A la vez, hará que la novia también pueda incluir a sus amigos en uno de los momentos más importantes de toda la boda. Usar vestidos de fiesta sencillos o inclusive usar trajes y pantalones hará que todo luzca más relajado y simple para ese grupo de personas que elige la novia para acompañarla.

Organizar un menú simple

Una buena forma de conformar con algo rico a todos los invitados, es elegir comidas sencillas que a todos les gusten. Opciones como esas pueden ser hamburguesas, pizzas, tacos mexicanos, o inclusive empanadas. Piensen también en platos que puedan ser comidos al paso, sin necesidad de sentarse.

Brief Catering
Brief Catering

Lista de invitados íntima

Muchas veces, la presión familiar hace que se termine invitando a la boda a personas que vieron pocas veces o nunca en la vida. Anímense a armar su lista de invitados en base a gente que realmente signifique algo para ustedes, que estén involucrados con su amor y su historia. Seguramente eso colaborará en que ese día tan especial se disfrute a un nivel más profundo y pleno.

Cambiar la torta de casamiento por mini tortas

Para salir de la idea del majestuoso pastel de bodas, una opción entretenida y práctica, es que, también a modo de souvenirs de casamiento, se entregue a cada uno de los invitados una versión de una mini torta, o inclusive un cupcake, adornado para la ocasión, que reemplace al tradicional pastel. También pueden cambiar ese gran pastel de varios pisos, por tortas de casamiento sencillas o también, por qué no, disponer de varias tartas frutales.

La dulce Adela
La dulce Adela

Pedir regalos divertidos

A manera de ayuda, muchos invitados suelen regalar artículos para el hogar, para la vida que inician los recién casados. Una posibilidad súper original es que los futuros esposos pidan regalos más relajados a sus invitados, como una noche en un hotel o pasajes para un pequeño viaje a alguna localidad cercana. ¡Anímense a pedir eso que realmente les hace falta!

La boda de los sueños es la que planean los novios sin presiones. Dejen volar la imaginación e impriman su creatividad y originalidad en todos los detalles: decídanse por ideas para souvenirs de casamiento que realmente los identifiquen, rompan la rutina con una torta de casamiento que asombre a todos y… simplemente ¡disfruten!