Un casamiento conlleva muchos preparativos: encontrar el vestido de novia, elegir la torta de casamiento, encontrar las invitaciones de boda perfectas y definir el salón, entre muchas otras cosas que pedirán una decisión de parte de los novios. Una amiga, una hermana, una prima, en fin... quien vos quieras que sea tu dama de honor va a poder ayudarte, escucharte y aconsejarte. ¡No pierdas la oportunidad de sorprenderlas con la propuesta! Aquí te dejamos algunas ideas.

¡Manos a la obra!

No hace falta hacer un gran gasto para demostrar la importancia del pedido. Una idea sencilla pero cargada de cariño es preparar una tarjeta con tus propias manos. ¡Con un poco de creatividad y esmero va a quedar genial!

Judith Pedrueza
Judith Pedrueza

Otra opción es comprar una cajita de madera que podrás pintar y decorar vos misma. Dentro de ella podés incluir objetos diferentes para cada dama de honor: algunas opciones pueden ser maquillaje para las más coquetas o chocolates para las más golosas. Allí podés agregar tu tarjeta o una carta con la pregunta crucial. ¡No te podrán decir que no!

Un mensaje dentro de un globo

La idea se trata de poner un globo transparente con helio dentro de una caja. El globo puede tener confeti dentro y un mensaje pidiéndole a tu amiga que sea tu dama de honor. Atado al globo o dentro de la caja podés dejar un alfiler para que lo use para reventar el globo. ¡Sin lugar a dudas no se esperará esta sorpresa!

Ikeda Fotografía
Ikeda Fotografía

Propuesta dorada

Los accesorios de bisutería siempre son la mejor opción, y más cuando está frente a un lindo mensaje. Podés acompañar tu tarjeta con la pregunta junto con un hermoso anillo o un collar que podrá usar en combinación con un vestido de fiesta largo.

Otra idea podría ser comprar un collar con un dije que se abra y en el centro incluir un pequeño mensaje pidiéndole que sea tu dama de honor. Seguramente sea un recuerdo que atesorará por siempre.

Invitarlas a comer

Mandale un mensaje para invitarlas a almorzar como si fuera cualquier día. Seguramente hablen del casamiento, podés distraerlas contándoles algún detalle que tengas en mente de un peinado semirecogido que te haya gustado o mostrándoles imágenes de souvenirs para casamiento. Al final de la comida podés incluir un postre o una poción de torta donde les preguntes, ¿quieren ser mis damas de honor?

Juan Alberto Fotógrafo
Juan Alberto Fotógrafo

Otra opción que le agregará un toque de originalidad es incluir la pregunta en una galleta de la fortuna. Quedarán alucinadas con lo inesperado de la propuesta.

Grabarles un video

Si son amigas de toda la vida quizás puedas editar un video con fotos antiguas de ustedes o en momentos divertidos que marcaron su amistad, y al final del video que aparezca el mensaje preguntándoles si quieren ser tus damas de honor. Seguramente será un momento muy emotivo para todas pero después de que pasen las lágrimas podrán ponerse a pensar de qué color serán los vestidos elegantes de fiesta que llevarán.

Las damas de honor son la mano derecha de la prometida. Podrás confiar en ellas para que te den su más sincera opinión sobre como te queda ese peinado de novia o qué piensan de la tarjeta de casamiento que tanto te gusta. ¿Ya sabés cómo le harás la gran pregunta a tus amigas?