Pulsar

Después que ya pasaron los nervios y los días de organización entre tarjetas de casamiento, decoración, ideas, vueltas y más vueltas, vestidos y peinados de novia, música, luces, shows, tortas de casamiento y todo lo que ya conoces de sobras: llegó el momento del viaje. Sí, sí, la ansiada luna de miel. Ese momento tan esperado por todos los novios. Si ya sabés el destino y estás preparando todo con muchas ganas, hay algunos consejos que queremos darte antes de que te vayas. No pierdas detalle para que el viaje soñado realmente sea de 10.

1. ¡Desconectar de verdad!

Julián Rulli Fotografía

La luna de miel es para disfrutar en pareja y dejar atrás el día a día, la rutina, los vestidos de novias 2017 y las preocupaciones por mucho que cueste. En tu cabeza debés activar el modo avión. Tenés que apretar el modo off de tu vida para activar el de unos días de libertad sin coberturas. No únicamente tu cuerpo se desplaza a otra ciudad o país sino que tu mente debe ir con él. No permitas que nada incordie este momento con tu pareja. Es único y deben disfrutarlo como se merece.

2. Realizar actividades impensables

Jerof

¡Anímense! Si van a un destino de playa y calor ¿Nunca pensaron en hacer alguna actividad extrema como paracaidismo acuático? Y si van al sur en invierno ¿qué tal un recorrido por la nieve en trineo? ¡Disfruten con intensidad! Los recuerdos más vivos son las experiencias nuevas que van a experimentar. Aquellas que se escapan de sus rutinas y que nunca imaginaron que iban a realizar.

3. Mimarse mutuamente

Paula Barcia

No es suficiente mimarse en la peluquería eligiendo los peinados recogidos para tu look de novia. Ahora les toca relajarse de verdad. Podés decorar la habitación con velas o pétalos de rosa, haceros un masaje, preparar una cena especial o ir juntos al spa y disfrutar jacuzzi. Cualquier regalito por parte del otro es una manera de demostrarle a tu pareja todo el amor que sentís. Ser detallista nunca está de más. Es el momento idóneo para serlo.

4. Alargar los días de miel

Zooma Photos

Las semanas que estén de luna de miel pueden servir para adaptar ideas a la rutina y en casa. Que los días dulces no se queden en dos semanas idílicas ni se dejen desamparados en el destino. Los esfuerzos son importantes por parte de los dos. Hagan que los días de miel nunca se terminen y que todas las noches y todas las lunas sean tan dulces como lo fueron las tortas de casamiento originales de la boda.

5. Nunca es tarde 

Core Studio

Tanto si llevan muchos años de novios como si son pocos, nunca es tarde para hablar sobre cosas que les gustan o disgustan. Seguro que ya lo tuvieron que hacer al pensar en ideas para souvenirs de casamiento. Hablen de sueños, de ideas o proyectos y dialoguen sobre las expectativas que cada uno tiene y sobre el camino que pueden construir juntos. La comunicación es fundamental para reforzar los lazos de la pareja. Aprovechen este momento de intimidad y tranquilidad porque nunca es tarde para conocerse y mucho menos para seguir descubriéndose toda la vida.

Ahora sí. Ya están preparados para vivir el viaje más especial de sus vidas. No se olviden de adquirir algunos recuerdos del lugar de destino para los familiares y amigos más cercanos. Seguro que los guardarán con mucho cariño como han hecho con los preciosos souvenirs de casamiento que repartiste el gran día entre todos ellos. Y, por supuesto, no te olvidés de poner en la valija los vestidos de fiesta que más te gusten. ¡Estarás radiante en tu luna de miel!