Se acabó pensar en las invitaciones de boda que tanto tiempo te llevaron, en buscar los souvenirs de casamiento por todas partes o de probar mil peinados de novia hasta dar con el perfecto. ¡Es hora de disfrutar! Por sus playas, su comida, su cultura y su gente sabrosa, Cuba es un destino único para los recién casados que buscan combinar un viaje turístico e histórico y también un destino para relajarse en playas de arena blanca y aguas de ensueño del mar del Caribe. Estos son los principales lugares que no pueden dejar de visitar en su viaje de luna de miel.

1. Viajar de Noviembre a Abril

El clima tropical de Cuba es diferente al nuestro y se divide en dos estaciones: la seca y la humeda. Los meses de la seca son de noviembre a abril y las temperaturas oscilan entre los 18ºC y los 26ºC, mientras que la estación húmeda es de mayo a octubre y se alcanzan temperaturas que llegan a los 35ºC, pero hay muchas lluvias e incluso un índice más elevado de huracanes en los meses de agosto y octubre. Por eso les recomendamos que viajen a la isla dentro de los meses que corresponden a la estación seca para que no tengan un viaje pasado por agua ni ningún tipo de alarma atmosférica por un ciclón tropical.

2. Disfrutar el día y la noche de La Habana

Es la ciudad más grande de Cuba. Por sus autos antiguos y la manera de vivir de la gente, toda ella los transportará a los años cincuenta. Las calles pintorescas de la ciudad los llevarán a los lugares más importantes de La Habana que son: el Templete, la Catedral, la Plaza de Armas, el palacio de los Capitanes Generales, el castillo de la Real Fuerza o la basílica menor de San Francisco. De noche, no dejen de disfrutar de la música callejera repleta de son y sabrosura al más puro ritmo cubano.

3. Admirar la gran Trinidad

Algunos dicen que es la ciudad colonial más bonita de toda América Latina. Puede que por eso y por sus 500 años de existencia y su encanto deslumbrante se haya convertido en Patrimonio de la Humanidad. Es el sitio perfecto para visitar los numerosos museos que alberga, conocer la Iglesia de la Santísima Trinidad, visitar el Parque Natural y, por supuesto, su Plaza Mayor. Además, pueden disfrutar del mar cálido y la arena blanca de la Playa Ancón, a pocos kilómetros de la ciudad. Desde grandes hoteles, fincas, casas y hostales, hay una gran variedad de lugares para quedarse y descubrirla como se merece.

4. Visitar la historia de Santiago de Cuba

Santiago de Cuba es una ciudad repleta de historia y de cultura que pueden conocer en los tantos museos que hay para visitar. No pueden dejar de ver el Castillo del Morro y la Catedral, que es la más antigua de la isla. Al estar en el otro extremo de la isla en relación a La Habana, es un destino recomendado para parejas que cuenten con varios días para recorrer la isla.

5. Relajarse en las playas

Otras playas majestuosas como Varadero, Guanabo o Playa Girón son paradas obligada. Allí podrán adentrarse mejor en la tradición cubana con espectáculos nocturnos y palpar la alegría de los cubanos. Es un sitio ideal para comprar souvenirs originales para sus familiares o amigos más cercanos. ¡Les encantará!

No olviden que los precios son más económicos que en la Argentina, así que por qué no aprovechar a comprar un vestido elegante para fiesta si tenés un próximo casamiento o un típico traje tradicional cubano lleno de colores que podrás usar como vestido de fiesta para alguna fiesta cultural o de disfraces que tengas en el futuro. No cabe duda que viajar a Cuba es una oportunidad única para vivir una romántica luna de miel llena de experiencias, de cultura y de muchas vivencias especiales que no olvidarán nunca.