Pablo Molanes Fotografía
Pablo Molanes Fotografía

El cursillo prematrimonial es uno de los requisitos para acceder a la boda religiosa y plantea muchas dudas para los novios. Cuando eligen una iglesia para casarse, al momento de solicitar una fecha, les van a informar sobre este requerimiento. ¿De qué se trata?, ¿puede invalidar mi matrimonio?, ¿resuelve si me puedo casar o no? En realidad, se trata de una función pastoral que los prepara para el matrimonio. Les dejamos una guía para que despejen sus dudas.

1. El consentimiento y el pacto

En la celebración del matrimonio, los propios esposos son los ministros, y la forma es el consentimiento libre manifestado ante el sacerdote y los dos testigos. El sacramento en el matrimonio incorpora un pacto conyugal entre dos personas. Desde este lugar, la Iglesia propone que los novios tengan verdadera conciencia de la razón del matrimonio, sin exigir intenciones sacramentales o religiosas. Procura que los contrayentes posean la fe en la unión santa, pero el hecho de su ausencia no es impedimento matrimonial ni una condición de validez.

Focal Eventos
Focal Eventos

2. La preparación

Con esta referencia sobre el sacramento, el matrimonio cristiano requiere una dedicación, incluso una vocación, hacia el amor entre los esposos y la familia. Pareciera ser una lógica natural, pero hoy en día esa voluntad no es omnipotente. Por ello, la atención pastoral tiene efectos en lo que precede a la celebración del matrimonio y debe procurar que el sacramento se organice con asistencia en la preparación de las parejas.

3. ¿Qué es el cursillo prematrimonial?

De esta función pastoral, surge el cursillo prematrimonial para los novios, que se concreta mediante una catequesis previa para reflexionar sobre el significado del sacramento. Es un requerimiento para completar el expediente de la parroquia y se puede realizar en cualquiera de las iglesias de la Diócesis de la ciudad o región en donde viven. Consiste en charlas sencillas guiadas por el sacerdote u otros matrimonios encargados de brindar este espacio de reflexión.

Brote Estudio

4. ¿Cómo se organiza?

Los encuentros se coordinan con la parroquia y pueden tener diferentes estructuras y tiempos de duración. Por lo general, se abre la agenda durante todo el año para elegir las fechas que mejor les convengan. A veces se imparten cursillos intensivos que pueden durar un fin de semana o toda una jornada y otras, repartidos en 2 o 3 días, en horario nocturno.

5. ¿En qué consisten las charlas?

La idea principal es profundizar sobre el significado del matrimonio y el reto que conlleva esta unión. Se reflexiona sobre distintos aspectos de la convivencia, los derechos y las obligaciones, los hijos, las propiedades esenciales del matrimonio, la fe, las etapas de la vida matrimonial, la importancia de la comunicación en la pareja. Además, se habla sobre la estructura de la ceremonia religiosa, que se puede realizar dentro de la misa o, cuando se estima oportuno, sin misa.

Facundo Marolda Fotografía
Facundo Marolda Fotografía

6. ¿Quién oficia de guía en las charlas?

El sacerdote del lugar debe cuidar que se organicen estos cursillos, los puede dar él mismo, una catequista, incluso, matrimonios con experiencia y competencias adecuadas.

7. ¿Qué materiales debemos llevar?

En general, no deberán llevar más materiales que algún papel y lápiz, aunque es probable que estos sean facilitados por la misma reunión.

Lucas Benevolo
Lucas Benevolo

8. ¿Nos extienden algún certificado que acredite el curso?

Sí, por lo común se entrega el mismo día de la finalización del curso o bien les dan un plazo para que lo vayan a retirar.

9. ¿Tenemos que cursarlo en la misma iglesia en que nos casamos?

No es un requisito indispensable, ya que puede haber muchos factores que no les permitan hacerlo en el mismo lugar, por ejemplo, dificultad con los horarios, la lejanía del lugar o que directamente allí no los impartan, dado que no todas las iglesias ofrecen ese servicio. Por ello, les darán la posibilidad de elegir el sitio que más se ajuste a sus necesidades.

Palmerita Estudio
Palmerita Estudio

10. ¿Los cursos son personalizados o grupales?

El calendario de los cursillos se abre para que se anote un cupo limitado de parejas. Pero si tuvieran una situación particular y desean hacerlo de forma personalizada, pueden hablar con el párroco, que seguramente les ofrecerá una solución.

11. ¿Tiene algún costo?

La iglesia no aplica canon por ningún tipo de servicio. En los cursillos pueden darles un cuadernillo de reflexiones o una guía que explica la liturgia del casamiento. También están los certificados. Todos estos gastos de papelería luego deben reponerse. De ahí que puedan pedirles una contribución voluntaria.

Una vez que tengan acordada la fecha del casamiento, será necesario que asistan al cursillo. Acaso ya han reflexionado sobre los retos del matrimonio, pero compartir estas ideas con otras parejas en la misma circunstancia de seguro les abre una ventana a otras formas de pensar.