Du Arte Fotografía

Ellas son indispensables para acompañarnos en los preparativos de nuestro casamiento, pero también serán las primeras en fruncir el ceño cuando algo no les guste. Su misión: hacerte entrar en razón y llevarte por el buen camino hacia un tradicional –y exento de sobresaltos– casamiento.

En cierta manera es verdad que cuanto más original, más se complica la organización, pero nosotras estamos convencidas de que ¡vale la pena!. Las tendencias que vienen ponen a prueba esos límites que tu mamá no estaba dispuesta a cruzar. Pero seguro, segurísimo, que una vez superado el día, tu mamá será la primera en decir que tu casamiento fue, es y será el mejor al que ha ido nunca.

1. Lugar diferente

- ¿Pero por qué no ese salón tan lindo que vimos la semana pasada?

- Porque no. Porque no quiero un clásico salón, quiero el galpón que vimos la semana pasada, o ese campo en el medio de la nada que me dijo Laura, o puede ser junto a esos ombúes increíbles que están en el campo de los tíos, o en esa casa semi abandonada que vimos por internet.

Es así, muchas no queremos el típico lugar para celebrar nuestro casamiento, y si eso nos hace felices, mamá tendrá que entenderlo. “Lugares únicos para bodas únicas” es la frase que le tenemos que decir a mamá para lograr convencerla.

2. Livings

- ¡Pero la gente no va a estar cómoda!

Un servicio de catering estilo buffet o finger food implica sí o sí la desaparición de las mesas y esto puede hacerla enloquecer. Tenés que hacerle entender que la gente ama los livings, que genera un ambiente más íntimo y que adorarán poder sentarse donde quieran y con quien quieran. La gran creatividad de los caterings, especialmente en el diseño de los menúes, con infinidad de variedades y presentación de estos bocados, logrará un servicio dinámico y divertido, haciendo una fiesta más ágil, evitando el estancamiento de algunos invitados en la mesa.

Amo Lo Lindo

3. Estilo industrial

- ¿No querés que le pongamos funditas blancas a esas sillas viejas?

El estilo de casamiento industrial es el nuevo shabby chic. Ahora que a tu mamá le parecía lo más este estilo rústico tan british, que tanto criticó en sus comienzos, llega uno nuevo: el industrial. Una decoración en la que la sobriedad y los elementos metálicos combinados con madera son los protagonistas. Enormes palets, sillas de metal de diferentes colores, grandes bobinas como mesas, viejas bicicletas, puertas rotas con tiradores oxidados y paredes de ladrillo a la vista serán los testigos de tu boda. Sin lugar a dudas otra de las tendencias que vienen pisando fuerte este 2016.

4. Mesas desnudas

- ¡Pero van a pensar que no nos alcanzó para los manteles!

- No mamá, no habrá manteles.

Sin lugar a dudas, las mesas desnudas son una tendencia que poco a poco se va imponiendo. Podrás tranquilizar a tu mamá ante esta escandalosa idea, asegurándole que los arreglos florales y la vajilla serán exquisitas.

5. Torta anti tradicional

- ¿A esto llamás una torta de casamiento?

Las donats, producto grasoso si los hay y pariente cercano de la comida fast food para el común de los mortales, ha vivido un renacer gracias a las apetecibles fotografías y recetas de los gurúes de la comida y blogueras de renombre a nivel mundial. Ya existen libros y hornos especializados en donats gourmet. Excelente argumento para convencerla que esto es lo más de lo más en cuanto a tendencias de tortas se refiere, y no te olvidés armar un álbum de todas esas fotos que te enamoraron para enamorarla a ella también.

6. Vestido de novia con color

- Hacé como quieras… pero tu papá soñaba con que te casaras de blanco…

Un vestido de novia con color, lo más para este 2016. Los colores que vienen pisando fuerte son el gris y el rosa cuarzo. Seguro que papá cuando te vea preciosa, con toda la emoción a flor de piel, no se dará cuenta que su pequeñita no va de blanco inmaculado y luego tu mamá será la primera en mostrarse orgullosa de que su hija sea tan trendy.

7. Trash the dress

- Mamá, las fotos post boda las vamos a hacer en la canchita de fútbol donde juega Javier

Y mamá, con su cara en un tono amarillo blancuzco, sin palabras, tratando de pensar que es sólo un mal sueño y que su hija tendrá esas fotos románticas donde los dos se besan junto a un árbol, dirá que estás completamente loca. De alguna manera tendrás que hacerle comprender que el trash the dress es lo último en lo que a moda fotográfica se refiere. Es hacer algo inusual pero que tenga que ver con ustedes, algo desenfadado y auténtico. Seguramente no serán las fotografías de novia que a tu mamá le gustaría poner en su casa pero, a cambio, la espontaneidad y ese resultado fresco las convertirán en el mejor reflejo de una pareja divertida y única.

Estamos convencidos que no vas a tener todas estas discusiones, pero alguna seguro que ya tuviste o ves que se viene. Pero el amor de una madre y una hija puede superar esto y mucho más y ¿qué apostamos a que todo quedará en un recuerdo que las hará reír cuando pase el tiempo?