Si ya fijaron la fecha, mandaron las tarjetas de casamiento y están en proceso de probar tortas de casamiento o ultimando detalles del vestido de novia, es su momento de cerrar la luna de miel. La ciudad ofrece actividades y lugares divinos para pasear. Más allá de los puntos emblemáticos, les queremos contar cuáles son esos rincones preferidos por los porteños. Con ustedes: un recorrido diferente por Capital Federal.

¿Dónde alojarse?

Si la idea es recorrer la ciudad, lo mejor va a ser hospedarse en el centro. Esto les permitirá estar cerca los museos, teatros, locales de comida emblemáticos, cafeterías, librerías y todo tipo de plazas y espacios públicos muy concurridos. Desde ese punto podrán optar por utilizar todos los medios de transporte, como el subte, el colectivo y el de tren para alejarse un poco más hacia otras áreas. También encontrarán un gran desarrollo de los medios de transporte ecológicos como la bicicleta o el monopatín eléctrico.

En Capital Federal encontrarán opciones de alojamiento para todos los gustos y bolsillos. Desde hoteles, hasta hostels o departamentos de temporada con todas las comodidades, las opciones son infinitas, por lo que seguro encontrarán la que mejor se adapte a sus necesidades.

Mejor época para viajar

Siempre es mejor evitar las temperaturas extremas, tanto frías como cálidas. La ciudad se puede disfrutar especialmente en primavera ya que muchos árboles con frutos y flores —como los jacarandá de la calle Figueroa Alcorta— renacen en esos meses. En verano —de enero a marzo— suele haber poca gente en la ciudad por vacaciones de verano así que si les gusta el calor pueden viajar en esa época y disfrutar una ciudad tranquila.

Tengan en cuenta que los meses de julio y agosto coinciden con las vacaciones de invierno de los niños en época escolar, por lo que los shopping, teatros y cines se llenan, así como también los lugares de recreación como las plazas y parques.

¿Cuántos días se necesitan para recorrer la Capital?

Capital Federal es una ciudad muy grande y con un ritmo de vida bastante acelerado. Para disfrutarla tranquilos, recomendamos una estadía no menor a 5 días. Esto les permitirá disfrutar de sus diferentes atracciones con calma, recorriendo diferentes barrios y zonas. San Telmo, la Boca, Palermo, Recoleta, Puerto Madero... cada uno tiene su encanto particular y será una aventura perderse por sus callecitas y dejarse sorprender por su oferta cultural y gastronómica.

¿Qué ver?

Los famosos Roof Tops

Hay varios bares y restaurantes en Buenos Aires que están en lo alto de los mejores edificios de la ciudad. Algunos de ellos son el Crystal Bar y el Alvear Roof Bar, ubicado en el Hotel Alvear. La oferta gastronómica destaca los aperitivos que acompañan y combinan con bebidas. En cuanto a la propuesta de la carta hay opciones como papas crocantes, pizza, ceviche, carnes, sushi y tablas variadas de fiambres y quesos. Para los más sencillos hay sándwiches y por supuesto cosas dulces, entre ellas la tarta de pistacho.

Sky Bar es otro clásico en la calle Maipú, en el microcentro. Allí encontrarán unas de las mejores vistas de la ciudad. Más allá de estar en un sector muy concurrido, les permitirá ver los edificios modernos de Puerto Madero y también la arquitectura estilo europeo de los más antiguos. El broche de oro, el río en el horizonte. En este lugar, los habitués recomiendan los afters con tragos típicos como el mojito. Un tip: los martes hay música en vivo.

Un viaje en el tiempo

Existe una aldea muy particular ubicada en González Catán. Está a 30 minutos de la Capital Federal y es genial para pasar el día, comer algo en pareja y descansar un poco del ajetreo de la ciudad. Este hermoso sitio lleno de construcciones antiguas se llama Campanopolis y los sorprenderá con su molino de viento holandés, puentes, lago, capilla colonial y locomotora y vagones antiguos. ¡Pasarán un día totalmente romántico!

De Capital Federal al mundo

En Capital conviven muchas culturas diferentes y cada una tiene un lugar con encanto para conocer, recorrer y para pasar el día. Uno de ellos es el Barrio Chino, ubicado en Belgrano, donde podrán disfrutar de una recorrida gastronómica hasta el Jardín Japonés, un oasis lleno de cerezos en invierno.

El barrio judío está ubicado en pleno centro —Barrio de Once— y, aunque sus calles suelen estar muy transitadas y ser algo incómodas de recorrer, los restaurantes de comida judía no tienen desperdicio. También pueden encontrar muy buenos restaurantes de comida armenia.

Opciones al aire libre

SI prefieren escenarios al aire libre, existen muchos lugares a los que pueden ir a pasar el día (tanto en Capital como en sus alrededores), como la casa de Victoria Ocampo en Beccar, el Jardín Botánico en Palermo o la Reserva Ecológica en la costanera. Un sitio espectacular, especialmente en primavera-verano, es Tigre.

Desde el típico paseo en el puerto de frutos hasta el Casino, parque de diversiones y las islas del Delta, encontrarán todo tipo de actividades y atractivos. Se pueden hacer deportes navales, hay playas y se ofrecen paseos en lancha, kayak y en catamarán. También pueden pasar el día en Colonia, Uruguay, saliendo desde su puerto.

Como verán, en Buenos Aires pueden realizar todo tipo de actividades. Desde paseos urbanos hasta escapadas a rincones llenos de verde, la Capital tiene mucho para sorprenderlos. Una vez que hayan enviado las tarjetas de casamiento, pueden empezar a planificar su viaje a una de las ciudades más vibrantes del mundo.