Las coronas de flores vienen pisando fuerte este 2016 y hoy vamos a contarles un sencillo DIY para que sepan cómo hacer una de estas hermosas coronas con gypsophila; esta pequeña flor clásica para casamientos y de una delicadeza absoluta.

Si no tenés experiencia con el manejo de las flores, hablá con el responsable de tu puesto de flores de confianza para saber con cuanta anticipación comprarlas y que estén frescas y perfectas para el día de tu casamiento. Te recomendamos hacer varias pruebas antes del gran día, ya que es una de las flores más baratas del mercado podrás hacerlo sin problema, y así trabajarás con más seguridad el día que hagas la corona definitiva.

Muy importante: ¡Las flores deben estar hidratadas! Sin este requisito el proyecto fracasará.

Materiales

  • 1 alambre floral (pregunta en el negocio que grosor es el indicado para coronas)
  • 1 alambre extra fino para floristería
  • 1 cinta floral verde
  • 1 tenaza
  • 1 pinza
  • 1 ramo de gypsophila

1. Forrado de alambre

El primer paso que daremos es forrar el alambre con la cinta especial para floristería. Esta cinta cuenta con un engomado que hace que sea muy maniobrable y con la cantidad de pegamento adecuado para que no tengas que usar ningún tipo de material para pegar. Dale la tensión justa para que no se afloje pero tampoco esté tan tirante como para que se rompa. Tranquila que le vas a tomar el pulso rápidamente.

2. Cierre de la corona

Una vez que tenga el alambre forrado, en uno de los extremos formá un ojal para luego poder cerrar la corona una vez terminada.

3. Preparado de la flor

Cortá todos los tallitos de gypsophila de tamaños similares y dejalos listos para empezar, ahora sí, a armar tu corona. Pensá que cuanto más parejos y más cantidad sean más tupida y prolija podrás hacer tu corona.

4. Alambrado

Comenzamos atando en el extremo del ojal, el alambre extra fino para floristería y ya estamos listas para empezar a trabajar con las flores.

5. Colocación de flores

Colocá los tallos que ya tenés cortados en la posición que podés ver en la imagen.

Cuando comiences a agregar los tallitos, tené en cuenta que deben quedar todas las flores a la misma altura para darle una forma prolija y bien terminada. Tratá de que quede lo suficientemente tupido para que no se vea los alambres y para darle volumen a la corona.

6. Terminación

Cuando estés llegando al final del alambre, dejá un espacio sin rellenar de unos 4 o 5 cm. para doblarlo por la mitad, pasarlo por el ojal que ya tenemos hecho y finalmente cerrar la corona.

7. Decoración

Elegí cintas de los tonos que más te gusten y con ellas tapá los ojales que unen ambos extremos. Además de disimular la unión, sumarás un toque de color a tu corona.

Como podrás ver no es una tarea complicada si te das un poco de maña, es cuestión de practicar un poco y el costo de la flor realmente lo permite. Si sos una novia handmade no podés dejar pasar la oportunidad de hacerte ¡tu propia corona!

También te puede interesar:

Souvenir DIY con broches: mini novios que se besan