Ali Alonso
Ali Alonso

Vivir juntos, ya sea antes o después del casamiento, en un gran paso y una decisión muy importante. Cuando llegue el momento de elegir cuál será su casa, deben ponerse de acuerdo en ciertos aspectos, y conversar (mucho) antes. Si tuvieron buena comunicación para elegir los souvenirs de casamiento, se pusieron de acuerdo rápidamente con las invitaciones de bodas y hasta decidieron muy rápido el tipo de torta de casamiento, quiere decir que tienen una buena comunicación, por lo que está decisión no será tan difícil como parece.

Comprar o alquilar

Este es el primer factor que se debe tener en cuenta. Comprar una casa implica un compromiso a largo plazo, no solo por los pagos, sino porque será algo permanente. En este caso, deben estar seguros al cien por ciento, mucho más que si fuesen a alquilar.

Fabián González Fotografía
Fabián González Fotografía

En cualquiera de los dos casos sean cautos y lean muy bien los contratos, formas de pago, fechas de vencimiento y toda cláusula que implique, sobre todo, obligaciones suyas. En el mejor de los casos, contraten un abogado para sacarse cualquier duda.

Zona urbana o rural

Seguramente, como pareja, conocen los gustos del otro. Pero elegir donde vivir, en conjunto, puede cambiar algunas perspectivas. Por eso, antes de salir a buscar, definan qué sitio les cae mejor: si la ciudad o si prefieren algo más alejado. Sobre todo, para quienes tienen pensado ser padres en algún momento.

Tengan en cuenta también su lugar de trabajo, qué accesibilidad tienen en cada zona y con qué servicios cuentan en esa zona. Si lo prefieren, pueden hacer una lista con los pros y los contras de cada opción, tal como lo hicieron al decidir los modelos de tarjetas de casamiento.

Carma Pelliccia Fotografía
Carma Pelliccia Fotografía

¿En qué tipo de casa se imaginan?

Esto va en concordancia con la personalidad de la pareja. Muchas de ellas son amigueras y recibirán visitas de manera frecuente; otros preferirán la tranquilidad. La comunicación es el factor clave a la hora de elegir el nuevo hogar: convivir es una tarea diaria que se facilita si están en el lugar indicado.

Acomodarse al presupuesto

Tanto si van a comprar como si van a alquilar, saben que el presupuesto es fundamental y es en realidad el que limita la elección. El mejor consejo es que, antes de ilusionarse con algún lugar, vean si está dentro de sus posibilidades económicas.

Los alquileres aumentan de manera semestral entre un 15% y un 20%, mientras que si compran con un crédito, las tasas generalmente no son fijas. Por ese motivo, deben ser coherentes con lo que elijan, para que no perjudiquen su brillante futuro juntos.

Memento Fotografía
Memento Fotografía

¿Qué actividades realizarán en su casa?

Otro factor clave. Muchas personas trabajan en sus casas, lo que los obligará a buscar sitios más amplios, buena conexión de internet, servicios, habitaciones extra y luz natural

Además, piensen en la posibilidad que les brindará el nuevo hogar de hacer lo que les gusta: pintar, leer, escribir, hacer yoga o simplemente ver una serie juntos. Estas cuestiones también definen qué casa es la mejor para ustedes. Inclusive puede ser el lugar en donde armen sus souvenirs de casamiento económicos o piensen en las ideas para una torta de casamiento sencilla, de cara al día B. Debe ser un sitio especial, ¿verdad?

Eduardo Poliche Galvez
Eduardo Poliche Galvez

Las decisiones importantes se piensan, se conversan y se analizan de a dos. Elegir dónde vivir en el largo plazo es una decisión que no debe ser tomada a la ligera, y que, en última instancia, sentirán en el corazón. Esa sensación similar a cuando te viste por primera vez con tu vestido de novia o cuando enviaron sus tarjetas de casamiento, multiplicada por mil: eso será lo que sientan cuando hallen su nido de amor.