La cocina latinoamericana es una suerte de fusión de elementos étnicos, culturales y sociales que hacen a los sabores típicos de cada región. Para lograr una boda exitosa, además de las invitaciones de bodas, la música, los souvenirs de casamiento, la fotografía, las sorpresas y la torta de bodas, la gastronomía invita a disfrutar de la boda y la conversación, une a las familias y los amigos. Ideas para un menú con sabor latinoamericano.

Entrada

1. Sopa paraguaya (Paraguay)

El nombre dista mucho de su apariencia. No se trata de una sopa sino de un pastel salado y muy esponjoso, con sabor a queso y cebolla. La base es harina de maíz. Los ingredientes son muy sencillos, por lo cual es uno de los platos latinos más fácil de replicar en una boda. Se sirve cortado en pequeñas porciones.

2. Empanadas de viento (Ecuador)

La versión de empanadas típicas de Ecuador lleva relleno de queso y está espolvoreada con azúcar. El crujiente de la masa es superapetecible para iniciar la recepción, como bocaditos de cóctel, entrada o brunch post civil.

3. Sopa de maní (Bolivia)

Es uno de los platos más tradicionales de Bolivia. La base es el maní molido y cocido, más arroz, arvejas y papas. A menudo va acompañado de trozos de carne o pollo. Por su aporte calórico, es una comida ideal para las noches frías de invierno.

Plato principal

4. Risotto de hongos (Chile)

Chile tiene influencia precolombina, de geografía e inmigración. Su gastronomía es muy variada. El risotto con hongos chilenos, elaborado con morillas, digueñes y gargales es una muestra de los saberes incorporados con la inmigración. Los hongos de temporada se encuentran en todos sus mercados.

5. Capeletis a la Caruso (Uruguay)

De origen montevideano, la salsa se compone de crema de leche, jamón cocido, champiñones y extracto de carne. Es un plato perfecto para servir en la cena o en pequeñas cazuelitas luego de un servicio de lunch o cuando vuelven a arreciar las ganas de comer algo calentito en la trasnoche.

6. Tacos al pastor (México)

La tortilla es la forma básica en que se consume el maíz en México. Sirve a un sinfín de recetas, como los tacos, las quesadillas, las chalupas, los antojitos y las enchiladas. El taco al pastor es uno de los platos más emblemáticos y populares, elaborados con carne de cerdo adobada y asada. El adobo es el secreto mejor guardado de las taquerías mexicanas.

7. Feijoada (Brasil)

Es una comida tan característica de Brasil que se ha convertido en plato nacional. La feijoada está elaborada con porotos negros y carne de cerdo deshidratada. Se sirve con arroz y harina de mandioca frita. También plátano frito y naranjas. Proviene de la época de la colonia portuguesa. Es un menú ideal para una boda de invierno.

8. Chivito al asador (Argentina)

Es una de las propuestas gastronómicas de la Patagonia argentina. Se enriquece con romero, manzanas, oliva y vino tinto. Es una carne magra, cuyo acompañamiento ideal es una ensalada verde. En el sur se utiliza la leña, que le da el toque ahumado. Es un plato perfecto para bodas de campo.

Postres

9. Suspiro de limeña (Perú)

Se basa en una untuosa mezcla de leche, azúcar y yemas de huevo, y se decora con merengue italiano con almíbar de oporto. Su intenso sabor dulce combina muy bien con una copita de pisco, ideal para presentar en mini postrecitos antes de pasar al corte de la torta de casamiento sencilla.

10. Flan de coco (Ecuador)

Los flanes son muy populares en Ecuador, donde se destacan los sabores de piña y coco. En este flan se utiliza coco rallado, leche condensada, leche, huevos y azúcar. Es una de las recetas de postres fáciles para contentar a quienes llegaron para compartir la torta de casamiento original.

Una alternativa de menú es sumar un food truck divertido con una propuesta de bocaditos latinoamericanos. Revisen entre las opciones de tarjetas de casamiento divertidas e inviten con gracia y humor a disfrutar del evento hasta el último trocito de torta de casamiento.