Casamientos

10 errores que deberían evitar en la planificación de su casamiento

La boda es un evento que se suele vivir una vez en la vida, así que ¡hay mucho en juego! Por esta razón, en este artículo le contamos algunos de los errores más comunes a la hora de planificar un casamiento. ¡Tomen nota y no se los olviden!

Planificar un casamiento puede llegar a ser una tarea complicada porque hay que coordinar todo con varios proveedores. Pueden surgir algunos inconvenientes como en cualquier evento, ¡pero no entren en pánico! Aquí les contamos algunos de los errores más comunes para que tengan en cuenta y los eviten en la planificación de su gran día.

1. No hacer un presupuesto

El primer error que pueden cometer es no tener un presupuesto que los guíe en su casamiento para saber cuánto pueden gastar en cada servicio que quieran contratar. Antes de empezar a planificar su boda, verifiquen qué presupuesto tienen para poder definir de esta forma qué tipo de casamiento van a poder afrontar y evitarse futuros dolores de cabeza.

Dot Photo and Film

2. No pedir turno en el registro civil con tiempo

Para poder casarse por civil es requisito acercarse al registro civil correspondiente según la dirección de alguno de los dos de la pareja y completar una solicitud con la siguiente información:

  • Nombres, apellidos y DNI.
  • Edad, nacionalidad, lugar de nacimiento, domicilio y profesión.
  • Los nombres y apellidos, nacionalidad, documentos de identidad, domicilio y profesión de sus padres.
  • Tienen que declarar si estuvieron casados antes. En ese caso, deben informar el nombre del ex cónyuge, dónde se casaron y el motivo por el que finalizó el matrimonio. Tienen que acompañar el acta de defunción en caso de muerte o copia legalizada de la sentencia que anuló o disolvió el matrimonio anterior.

El turno debe tomarse entre un mes y 20 días antes de la fecha deseada. ¡No se olviden de sacar su turno y llevar toda la información requerida!

Raster

3. Dejar la prueba del vestido para último momento

Una de las últimas pruebas del vestido de novia se realiza aproximadamente 15 días antes del casamiento. Allí se verán los últimos ajustes necesarios al look nupcial. Es importante que la casa de fiesta o la modista donde pediste el vestido sea cerca de tu domicilio para poder ir cuantas veces sea necesario.

4. No anticiparse con la prueba de peinado y maquillaje

¡No dejes para lo último las pruebas del peinado de novia ni del make up! Si hay algo que no te convence, no tendrás tiempo de cambiarlo. Realizá las pruebas varios días antes del casamiento para poder llegar al gran día perfecta.

Wonder Films

5. No pedir confirmación de asistencia

Es importante ir verificando si alguno de los invitados no puede ir el día del casamiento. No solo para ver cómo estructuran las mesas, si no también para ver si pueden cubrir ese lugar con alguien que querían invitar pero que, quizás por presupuesto, no habían podido.

6. No verificar si se requiere un menú especial

Verifiquen con sus invitados si requieren un menú especial o diferente al que van a servir para poder avisarle al catering con tiempo y que puedan preparar un menú acorde. Quizás requieran un menú apto para celíacos o alérgicos. ¡No se olviden de chequearlo con tiempo!

Norman Parunov

7. No llevar un kit de emergencia

Es imprescindible tener un kit de emergencia con hilo y aguja, desmaquillante y algodón y algunos medicamentos de venta libre por si les duele la cabeza o el estómago. De esta forma podrán estar preparados para cualquier situación.

8. Hacer cambios importantes a último momento

Cada parte del casamiento es coordinada y pensada con tiempo. Hacer un cambio de último momento de proveedores o del menú puede ser un gran error, ya que podría darse la situación de que no puedan resolver cualquier imprevisto de última hora.

9. No delegar

Coordinar un casamiento es mucha tarea para solo dos personas. Tienen que hablar con proveedores, pasar a retirar la papelería, flores, coordinar los looks nupciales, contratar el salón, entre muchas otras tareas. Vean si pueden contar con una amiga, un hermano, un cuñado o incluso los servicios de una wedding planner que los ayude con los preparativos. ¡Así llegarán al gran día con más energía!

Leo Giménez

10. Dejar los pequeños detalles para última hora

Los días previos al casamiento se juntan muchas tareas que hay que terminar. Así que todo lo que puedan adelantar será de gran ayuda para no estar a las corridas a último momento. Acá cobra mucho sentido el dicho: “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”.

Revisen estos errores y verifiquen que tengan todo bien encaminado para el gran día. Si tienen esto resuelto, solo resta ponerse la ropa de casamiento y ¡caminar al altar!

Otros artículos que te pueden interesar