Dream Big Estudio
Dream Big Estudio

Muchas parejas quieren casarse pero prefieren un evento informal, que no conlleve demasiada organización. Este nuevo concepto que se impone como tendencia se llama slow wedding y ya cuenta con muchos adeptos. ¿Se sienten identificados con esta idea? Entonces los ayudamos contándoles de qué se trata y cómo tener un casamiento bajo esta premisa.

¿A qué se llama slow wedding?

Pablo Tavella & Aída Mendez
Casamiento de Pablo Tavella & Aída Mendez

Se trata de un concepto de bodas informales, que no conllevan el nivel de organización de las grandes celebraciones. Entonces, en vez de pasar varios meses armando una gran fiesta, algo que disfrutan muchas parejas, se opta por un casamiento más relajado. En ese sentido, el festejo es informal y espontáneo, ya que se trata de una celebración en la que los novios se inclinan por un encuentro íntimo.

Otro de los distintivos de esta manera de celebrar el amor, es que los novios llevan la organización según sus tiempos y su manera, evitando el estrés que puede generar toda la organización de un evento como es una boda.

Naturaleza: el escenario perfecto

Davi Minatto Fotografía
Davi Minatto Fotografía

Una de las características más elementales de una slow wedding es la elección de escenarios al aire libre, que permite elaborar una boda mucho más desestructurada. Una casa de campo, una quinta o una pequeña estancia, que puede tener pileta y hasta en el que se puede organizar un picnic, son lugares perfectos para celebrar un casamiento bajo este concepto. A su vez, se prioriza mucho el uso de elementos naturales para decoración, como flores y plantas, macetas, el uso de materiales orgánicos, maderas, papeles reciclados, vidrio, latas

Vestuario sencillo

Áquila Fotografía
Áquila Fotografía

Sin salir del todo del vestuario típico de una boda, en una boda informal se pueden adaptar las prendas nupciales para hacerlas más relajadas y espontáneas. La novia puede optar por un vestido simple y acompañar con un peinado natural (por ejemplo con pelo suelto), mientras que el novio puede prescindir del traje clásico y usar solo camisa o inclusive un jean.
La idea es que se vean y sientan cómodos, un concepto que se extiende también a los invitados, ya que no hay códigos de vestuario.

Encuentro íntimo

Nicolás Resille
Nicolás Resille

Un casamiento slow wedding tiene como premisa también tratarse de un evento poco concurrido, ideal para las épocas que estamos viviendo. El número de invitados no suele superar las treinta personas y se trata siempre del círculo más cercano de la pareja: familia cercana y amigos súper indispensables. La convocatoria se realiza también de forma simple: puede ser un llamado, una invitación por Whatsapp o hasta el típico boca a boca.

Decoración hecha con sus manos

Raster
Raster

El DIY, una tendencia que no deja de repetirse en muchísimas bodas, es la gran aliada de una boda slow wedding. Este tipo de decoración permite aprovechar lo que se tiene en casa: se ahorra dinero, se recicla y además se pasa un momento divertido armando e ideando souvenirs y objetos de decoración. En nuestro sitio web encontrarán varios artículos para inspiración de deco DIY.

Si se sintieron identificados con este tipo de celebración, es porque quieren dar el gran paso hacia una vida en matrimonio, pero haciendo las cosas a su manera. En los tiempos actuales, es cada vez más frecuente que las parejas se inclinen por celebraciones que se adecúen más a su personalidad, por eso hagan visibles sus deseos sobre la forma de festejar su boda, porque debe ser el reflejo de ustedes como pareja.