Hacer actividad física en pareja trae beneficios para la salud, pero también es un ejercicio sobre la confianza, la tolerancia y la paciencia. Enriquece las interacciones y la apertura del vínculo. Por otro lado, hacer ejercicios con otra persona es una motivación extra para no abandonar la vida sana. Las hormonas liberadas provocan bienestar y felicidad. 7 actividades deportivas para compartir en pareja.

1. Yoga

El yoga tiene numerosos beneficios físicos, mentales y espirituales. Las prácticas pueden ser tan intensas o suaves como ustedes estén acostumbrados. El yoga tonifica cada parte de nuestro cuerpo e influye en el estado mental y emocional. Cada rutina es reparadora y fortalecedora del estado general. Si tienen experiencia, pueden practicar posturas de yoga que requieren coordinación, fuerza y equilibrio.

2. Senderismo

Esta actividad ayuda a desacelerar el ritmo de vida y conectar con la naturaleza para renovar energías y sentirse plenos. El senderismo o las pequeñas excursiones por sitios más agrestes invitan a respirar aire puro y romper la monotonía que pueda estar invadiendo. Si no tienen rutas de montaña cerca de casa, también vale salir a hacer largas caminatas por la ciudad.

3. Running

Salir a correr es otra de las actividades que fortalece las relaciones. Se plantean objetivos en común o de salud, sin pretensiones de exigencias ni competencias, solo disfrutando de la salida al aire libre y la compañía de la pareja. Con el tiempo se pueden definir retos con mayor compromiso, pero en principio se trata de motivarse de a dos y sentir el placer de hacer algo juntos.

4. Ciclismo

Andar en bici es una actividad que mejora el bienestar general. Si viven en un entorno que predispone a sacar la bici del garaje, entonces no hay mejor actividad para hacer en días de sol y compartir tiempo de calidad. Pueden practicarlo como actividad placentera cerca de casa, descubrir nuevas rutas que se convierten en desafíos o, para los más avanzados, conocer nuevos destinos en bicicleta.

5. Escalada

Enfrentarse a un desafío como equipo hace que la motivación estimule el cuerpo y la mente. Las parejas que comparten deportes como la escalada, además de mejorar la flexibilidad y el tono muscular, pueden divertirse y superar inconvenientes cuando se animan y apoyan mutuamente para continuar hasta el final. Es una actividad que incrementa la confianza.

6. Clases de baile

El baile tiene un efecto positivo en el cuerpo y en el espíritu. ¿Por qué no comenzar clases en pareja? Las escuelas o los talleres de baile pueden resultar una sorpresa divertida para perfeccionar lo conocido y aprender nuevos pasos. Al bailar en pareja, la actividad les demanda doble esfuerzo porque se ponen en juego la coordinación y la motivación para no tirar la toalla.

7. Tenis

El tenis es una de las actividades más completas con beneficios para la movilidad, la capacidad aeróbica, la coordinación y la tonificación de los músculos. Les da la oportunidad de disfrutar de un tiempo al aire libre y socializar con otras parejas al unirse a partidos dobles o mixtos. Sin dudas, los beneficios repercuten, sobre todo, en las habilidades sociales.

Entre los beneficios, la actividad física mejora la salud y la relación de pareja. Afianza el vínculo, estimula la confianza, disminuye los conflictos, aumenta la comunicación y la autoestima. Si no saben por dónde arrancar, las caminatas sencillas son un buen comienzo.