Leonardo Ambrosio Fotografía
Leonardo Ambrosio Fotografía

Pasó la boda;  te luciste radiante con tu vestido de novia y tu peinado recogido, tus invitados se fueron felices con sus souvenirs de casamiento y vos y tu novio están listos para una nueva etapa de su vida juntos. La noche de bodas supone mística y encuentro por primera vez con tu pareja, en los flamantes roles con los que se proponen complementarse el resto de sus vidas. De por sí conservarás para siempre su recuerdo, pero podrás potenciar el efecto teniendo en cuenta estas 10 simples ideas.

1. Divertirse

Las risas y la diversión tienen un poder en el disfrute, que son para reconocerles especial valor. Sacarse el vestido de novia, por ejemplo, puede ser todo un desafío. Podrán tomarlo como una tarea en conjunto, donde incluir cosquillas o un striptease.

2. Integrar algo rico

Tal vez durante el evento no tuvieron la oportunidad de comer prácticamente nada ¿Qué mejor que integrar placeres, y sumar el sentido del gusto a este encuentro? Unas copas de champagne, unas frutillas con crema, algo de helado o unos bombones que se conviden, pueden ser alternativas que combinen bien.

3. Relajarse

Si bien se idealiza el encuentro sexual de la noche de bodas, luego del cansancio de la fiesta, el estrés acumulado por los preparativos y las expectativas de que todo tenga que salir perfecto, pueden afectar el rendimiento. Por eso es importante tomarse el tiempo necesario, dedicarse un masaje con aceites esenciales afrodisíacos o darse un baño juntos, e ir creando la atmósfera con calma. Tienen una vida por delante para disfrutar juntos.

4. Lencería premium

Comprar lencería que sepas que a tu marido le va a encantar es una inversión que no tenés que dejar de hacer. En una interpretación más angelical, o más hot, tal vez como parte de la fantasía a cumplir, seguro será algo apreciado por él y que ayude a encender la velada.

5. Ambientación

Hacer los arreglos para encontrarse con pétalos sobre la cama, velitas que aporten iluminación tenue y calidez, sábanas suaves y de su color preferido, son detalles que definitivamente suman. 

6. Proponer un tema

Acordar entre ustedes que la noche de bodas sea temática, puede ser algo que ponga a volar la imaginación y las fantasías, y haga que esperen ese momento con más ansías todavía. Puede ser tierno u osado; en su intimidad todo vale.

7. Cumplir una fantasía

Reservar la materialización de algo nuevo o diferente a lo que suelen hacer en la rutina, es una buena manera de dar inicio a la vida como esposos. Simbolizando el compromiso de no querer someterse a lo cotidiano, y encontrar entre ambos los condimentos que los sitúen siempre cerca de donde se encuentran en esa noche mágica.

8. Obsequios

Intercambiarse unos regalitos entre esposos tiene que ser un gesto que ayude a abrir el alma aún más. Puede ser algo que sólo vos sepas que le va a encantar, un detalle altamente personalizado, incluso una carta o video dedicado exclusivamente para él.

9. Musicalizar

Que el oído también sea parte del momento es una apuesta segura. Podés armar un compilado de temas que les encante escuchar, y los inspire.

10. Perfumes

Pueden elegir aromas que les traigan recuerdos, los remitan a buenos momentos vividos juntos, y que cierren la experiencia sensorial. Mediante velas aromáticas, spray perfumado en las almohadas, splash corporal o los aceites para hornillos o masajes pueden crear una atmósfera muy especial. Si no tienen un aroma preferido, el de rosas, jazmín o pachuli son algunos de los más estimulantes, sensuales y afrodisíacos.

Ahora ya lo sabés; es importante que tanto los momentos previos como posteriores a la boda sean relajados y placenteros. Si toda la organización, la búsqueda de las invitaciones de boda y de las ideas para souvenirs de casamiento te están estresando, recordá que después de todo se trata de una celebración, y como tal, debe disfrutarse.  ¡A empezar la vida matrimonial con todo!