Bird Fotografía
Bird Fotografía

Tener una relación que pueda definirse como buena depende de muchos factores, muy subjetivos y propios de la pareja. Pero a nivel general, se puede definir como aquella en la que se puede combinar una convivencia tranquila, una buena comunicación y especialmente, que ustedes se sientan cómodos de ser ustedes mismos. Para ayudarlos, les compartimos 10 consejos para que mejoren y refuercen su experiencia como pareja casada o que convive junta.

1. Hablar y no ocultar

Muchas veces se cree que para evitar problemas, es mejor callar lo que a uno le molesta. Debe suceder lo contrario: deben ser capaces de comunicar sus emociones y sentimientos a sus parejas cuando algo no les gusta o les incomoda. El secreto está en el cómo: evitar las acusaciones, adoptar un tono conciliador y no menospreciar el sentir del otro son claves para una comunicación empática.

Dream Big Estudio
Dream Big Estudio

2. Interesarse en el otro

Si bien suena como una obviedad, pues claramente les interesa lo que le sucede a sus parejas, muchas veces se da por sentado esto y no se acompaña. En ese sentido, lo primordial es disfrutar no solo los momentos especiales, sino escuchar el día del otro, sus preocupaciones, sus aspiraciones en la vida y sus deseos.

3. Equilibrar vida de pareja y vida personal

Este aspecto es muy fundamental: no deben olvidar que una pareja está conformada por dos personas con sus propias vidas personales, sus amigos, sus hobbies, sus formas de pensar… Por ello, si bien seguramente muchos de sus planes los hagan juntos, deben también darse tiempo para hacer actividades cada uno por separado.

AlfaMas Producciones
AlfaMas Producciones

4. Amor, siempre amor

Ser cariñoso a diario es una de las maneras más sencillas de fortalecer la pareja. No es necesario recaer en grandes gestos de amor: con un beso diario, con un “te amo” dicho al oído al despertar, alcanza para mantener viva la llama de la relación.

5. Aprender a tomar decisiones en conjunto

Una vez que van a vivir juntos, es necesario aprender a ponerse de acuerdo tanto en cuestiones cruciales, como en las cotidianas. Esto puede ir desde elegir una decoración para la casa como decidir dónde ir de vacaciones. Posiblemente algunas veces será fácil ponerse de acuerdo, y otras habrá que debatir tranquilamente, escuchando atentamente las razones del otro. Muchas ocasiones quizá hasta alguno de los dos tenga que ceder: siempre que sea desde el respeto y dejando de lados los egoísmos, estará bien.

Jaspe
Jaspe

6. Encontrar momentos de intimidad

Si bien no lo es todo, el sexo y los encuentros íntimos entre las parejas son importantes porque es otra forma de encontrarse con un otro desde el placer, sin tabúes y con mucho amor. Por ello, no descuiden este aspecto y encuentren durante la semana el espacio en medio de su rutina para entregarse mutuamente.

7. Tener planes a largo plazo

Si bien la vida siempre puede deparar en sorpresas, es un elemento clave para una pareja imaginarse a futuro, y proyectarse a largo plazo. Estas proyecciones no tienen porqué ser magistrales, pero sí deben darse en el marco de imaginarse compartiendo aún más aspectos de sus vidas, como un viaje, una casa o hasta hijos.

8. Compartir tareas de la casa

Como saben, los roles de género ya han quedado en el olvido, y ambos, ya sean hombres o mujeres, deben participar de igual manera en las tareas de la casa. En ese sentido, lo fundamental es no cultivar la idea de que “se ayuda al otro”, sino hacerse plenamente cargo de que ambos viven allí, y por ende, ambos tienen la tarea de encarar dichas actividades.

Cíclope Áureo
Cíclope Áureo

9. Clarificar el tema dinero

Suele ser uno de los principales temas de problema en una pareja casada o conviviente. Desde un inicio, deben conversar acerca del destino del dinero; esto es, cómo se repartirán los gastos de acuerdo a las actividades laborales que cada uno desempeña. A su vez, dejen siempre en claro quién se encarga efectivamente de realizar dichos pagos, para evitar discusiones a futuro por posibles olvidos.

10. Ser sincero

Una relación es, ante todo, un contrato de confianza y amor entre dos personas. Por ello, el valor que deben tener siempre como bandera es la sinceridad para contar aquellas cosas buenas, pero también las malas, aquellas que molestan, que están causando ruido, que no se sienten del todo cómodas… si enfrentan lo que sucede de a dos, siempre será más fácil de resolver.

Sin duda alguna que no existen fórmulas secretas para tener una buena relación de pareja, y será un proceso y una construcción de a dos, en la que habrán aciertos y errores. Pero siempre que haya amor y ganas de seguir superándose juntos, van por el buen camino.