Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin
Por Francesco Bognin

Los dos protagonistas de la historia que presentamos son Thaddeus y Giuseppe, y merece la pena conocer un poco más en profundidad su historia: Thaddeus, se dedica al teatro y es una persona creativa y encantadora, nacido en Nueva York pero afincado en Londres donde trabaja. Y su otra mitad, Giuseppe proviene de una familia italiana, pero al ser nacido y criado en la capital británica, se puede definir como un londinense más, es asistente social, y una persona un algo tímida y muy dulce.

Esta pareja, para su gran día, decidieron confiar en un fotógrafo italiano, joven y con talento: Francesco Bognin. "Cuando recibí la solicitud de Thaddeus y Giuseppe me sentí honrado de tener la oportunidad de fotografiar un matrimonio homosexual", explica Francesco. En efecto, para la fecha que se celebró el casamiento, el 4 de junio del 2014, en Italia aún era algo poco común que dos personas del mismo sexo puedieran casarse.

"No tengo ningún prejuicio respecto la homosexualidad, por eso yo estaba cómodo y tranquilo frente al amor que se demostraban Thaddeus y Giuseppe con sus caricias, besos y abrazos. Me sentía feliz por ellos, sobre todo porque los vi muy a gusto mostrarlo delante de mí y eso me ponía contento. Me importa mucho la relación humana con mis clientes, y lo más importante es que se sientan cómodos, sin ninguna vergüenza", añadió el fotógrafo. 

El día de la boda comenzó con Thaddeus y Giuseppe en pleno proceso de preparación, vestidos con un traje elegante de color azul, y corbata y calcetines a rayas, para dar un toque de color y vitalidad al look. La ceremonia tuvo lugar en Isligton, el Ayuntamiento de Londres, donde los esperaban sus familiares y, principalmente, sus madres, que obviamente estaban impacientes y llenas de alegría. “Lo que más me gustó fue el amor y el recibimiento de ambas familias en tan importante momento, siendo ambas partícipes de tal feliz celebración”, dijo Francesco.

Para la recepción, la pareja pensó en algo original: un restaurante de pescado que ofrecía “fisch and chips”, un clásico en tierras británicas.

La sesión de fotos tuvo lugar en algunos de los maravillosos monumentos de Londres, tales como el “Tower Bridge" o  el "London Eye”. "Mi objetivo es tomar fotos que deslumbren a mis clientes, con las que sus padres se sientan orgullosos y sus amigos celosos", ese es el lema de Francesco, que define su trabajo como una fotografía de autor, delicada y exclusiva, a la par que elegante y sencilla, dándole protagonismo a la historia de la pareja, y a las emociones del día más importante de sus vidas. "No pretendo construir en ninguna fotografía un gesto fingido, procuro molestar lo menos posible a la pareja, experimentar y dar rienda suelta a la autenticidad de mi estilo, siempre poniendo como centro los sentimientos de los protagonistas".

Sólo tenés que disfrutar de estas mágicas fotografías, ¡llenas de alegría y ternura!