El día de los enamorados no deja indiferente a nadie. Están quienes aman festejar esta fecha y quienes la odian por todo el espectáculo que se arma alrededor de ella. Pero, a pesar de todo ésto, no deja de ser una oportunidad más para festejar el amor. Así que tanto si estás de novia, como si estás atravesando tu primer año de casada, no dejes escapar la oportunidad de sorprender a tu pareja con un día lleno de romanticismo y emoción. Y para hacerlo, no hace falta seguir los convencionalismos sociales ni perderse en el frenético ritmo consumista que intentan imponernos. Simplemente se trata de celebrar la dicha que vos y tu pareja tienen de estar juntos, amarse y cuidarse mutuamente. No olvides que el amor es como una planta: hay que regarla todos los días para que continúe creciendo y eche raíces...

¿Qué debés tener en cuenta al momento de planificar tu día de San Valentín?

Sé auténtica

Fotoramas

No planees nada en base a lo que dictan las normas sociales si no lo sentís verdaderamente. El mejor regalo que le podés hacer a tu amado es ser vos misma en todo momento. Se fiel a tu corazón y no caigas en estereotipos impuestos que verdaderamente no tienen nada que ver con tu personalidad o forma de ser.

Demostrále tu amor con actos

Ese día tratá de hacer algo por él que sepas que detesta hacer o dale el gusto de acompañarlo a ese lugar que tanto le gusta y nunca podés ir. Estos simples gestos valen más que cualquier regalo que pudieras comprarle en un shopping.

En voz alta

Decile que lo amás y todo lo que significa en tu vida. No importa que ya lo hayas hecho anteriormente, siempre es halagador escucharlo. También podés escribirle una carta de amor de puño y letra y dejársela en su bolso para que la encuentre al llegar al trabajo de improvisto, por ejemplo.

Regalos personalizados

La verdad es que a todos nos gusta que nos regalen cosas. Es una manera de saber que la otra persona nos tiene en cuenta y nos aprecia. Por eso, si vos querés hacerle un regalo a tu pareja, hacelo a conciencia. Observalo bien y tratá de ver cuáles son sus necesidades o las cosas que realmente le gustan o desea. No compres por comprar. Si no se te ocurre nada material para regalarle, una excelente alternativa es planear un fin de semana sorpresa en algún lugar con encanto. ¡Seguro que acertarás con la idea!

“Vales de cariño”

Si no querés gastar dinero en un regalo o no tenés presupuesto suficiente para hacerlo, regalale “Vales de cariño”. Cada vale puede canjearse por una actividad que vos harás por él, por ejemplo: hacerle un masaje, llevar el desayuno a la cama, prepararle su comida preferida, vales sexuales, etc… Dale rienda suelta a tu imaginación y sorprendelo ¡con una chequera muy especial!

En resumen, tan solo sé vos misma y escuchá a tu corazón: ¿Cómo te gustaría realmente pasar el día de los enamorados junto a tu pareja?

También te puede interesar:

Cosas que sólo descubrís en el primer año de casados