No quedan dudas de que un vestido de novia con volados resulta sumamente romántico. A la hora de elegir un vestido, no cuenta solo el aspecto físico, sino también el peinado de novia y el estilo de la boda marcado en las tarjetas de casamiento originales. La elección del vestido es compleja hasta que se descubre un diseño que enamora. Explorá esta galería de vestidos del catálogo y cómo usar volados en este sueño de amor a primera vista.

1. Volumen extra

En general, los vestidos con volados les quedan muy bien a las mujeres delgadas, porque los volados dan volumen al vestido de novia sencillo y por consiguiente a la figura. Así, las novias delgadas pueden aprovechar ese volumen extra. Si el volumen agregado es una preocupación, entonces un vestido con menos cantidad de volados, menos vaporosos, con más caída o más grandes sería ideal.

2. Volados en el torso

Las mujeres que tienen un cuerpo triángulo o forma de pera, con los hombros más pequeños que las caderas, pueden usar los volados en la zona del pecho o en los hombros, pues el escote determinará el equilibrio visual que necesita el vestido de novia 2021 con volumen extra en la parte superior. El cuerpo ovalado con hombros redondeados y cintura no muy definida también se ve favorecido son volados tupidos en los hombros.

3. Volados en la falda

Los vestidos de corte sirena o princesa con volúmenes importantes en las faldas son ideales para novias con forma de triángulo invertido, es decir, que tienen los hombros anchos. La propuesta es restarles algo de amplitud y crear volumen con volados o apliques en la falda con cinturas ceñidas. La falda llama la atención. Para ellas también caen muy bien los vestidos de novia cortos.

4. Volados arriba y abajo

Se da el caso de las novias con cuerpo de reloj de arena, con hombros y cadera simétricos, que pueden elegir poner volados donde quieran. Son las novias afortunadas para lucir volados voluminosos, resaltando las curvas y la cintura definida. A los cuerpos rectángulos también les quedan muy bien los volados arriba y abajo porque se crea un efecto cintura sin inconvenientes.

5. Las joyas y el escote

Un vestido recargado e impactante no necesita muchos agregados. Los volados y el escote van a determinar la clave para dar con los complementos. Algunos tipos de escotes como el escote barco, hombros caídos, corazón o un solo hombro, quizá no necesiten complementarse con collares, porque el escote propiamente ya es llamativo y, además, se agregan los volados. En todo caso, la joya debe ser muy discreta. Los vestidos con mayor recarga de volados en la falda permiten sumar una joya más vistosa.

6. El ramo

El ramo es un complemento elegido en función del vestido de novia. En el caso de vestidos con volados amplios en la falda, como puede ser un corte princesa, el ramo tiene que ser más voluminoso o de tallos largos para no perderse entre las telas y las texturas del vestido de novia con encaje. Sería ideal elegir un ramo grande.

Los vestidos con volados suelen ser de los preferidos entre las novias, también entre las invitadas y los vestidos de fiesta de verano. Revisá el ABC de los peinados recogidos, elegantes, cómodos y versátiles. Los grandes conceptos son los moños recogidos bajos y los recogidos altos.