El día del casamiento es perfecto para volver tus sueños realidad, vivir momentos únicos y transportarte a un mundo mágico. Hay lugares especiales que pueden volverse el escenario perfecto para crear ambientes de cuentos de hadas o películas.

Hoy te mostramos esta sesión de fotos de Mericakes y Studio Torden, la cual evoca el relato de Alicia en el País de las Maravillas, un cuento que sin duda marcó nuestra infancia. La “hora del té” es una de las escenas más maravillosas de esta historia y aquí la vemos reflejada en una mesa dulce con mucho color, elementos originales y diseños combinados. Todo se lleva a cabo en el espectacular patio del siglo XII en Mas de Sant Lleí, el que se convierte en el escenario perfecto, mezcla elementos rústicos, naturales y antiguos con decoraciones modernas como frascos de vidrio colgantes, esferas de papel, barriles, etc.

 

 

La sesión se lleva a cabo en torno a la mesa de té donde Caterina disfruta de deliciosas tentaciones. La decoración de la mesa se centra en la gama de colores de los bordó, fresa, rojo, rosados y morados, siempre combinados con un inmaculado blanco. Tortas, macarons, cupcakes, galletas, golosinas, arreglos de flores, delicados diseños y diversas figuras componen esta exhibición de repostería.

 

 

Como no podía ser de otra manera, la novia luce un precioso vestido de Jordi Anguera, con un simple escote redondo combinado con una falda de volados de tul al estilo princesa. Esto a juego con un recogido lateral muy natural y un maquillaje simple.

 

 

Estas fotos son un claro ejemplo de cómo podemos inspirarnos en distintas temáticas para lograr rincones especiales dentro de la boda. Aquí una mesa dulce llena de encanto, delicadeza, exquisiteces y diseños únicos. Será la atracción de todos en una recepción inigualable.