Fabiana Gomez Fotografía

Aunque ya sabemos que están ocupados en buscar incesantemente souvenirs de casamiento para los familiares y amigos o que estás nerviosa porque tenés que ir a la prueba de vestidos de novia, hoy queremos hablarte de temas legales y trámites muy importantes que debés tener en cuenta para después del casamiento.

Bienes propios

Todo lo que uno haya adquirido con su propio capital o tenga a su nombre, antes de la celebración del matrimonio, se considera bien propio. Ya sea un departamento, un auto o tus CDs preferidos como los souvenirs originales del casamiento que pagaste de tu bolsillo. Por tanto, aunque al casarse optaron por un sistema de bienes gananciales y el matrimonio se disuelva, lo tuyo sigue siendo exclusivamente tuyo porque fue adquirido antes de la celebración del matrimonio y no forma parte de la sociedad conyugal.

Ver Pro

Divorcio

Un divorcio nunca es fácil de llevar. Cuando el matrimonio decide romper los lazos afectivos y legales se tramita y reparte la separación de los bienes entre el 50% para cada uno de los cónyuges. Siempre y cuando el matrimonio esté bajo un sistema de bienes gananciales, es decir, todo lo adquirido y generado bajo el matrimonio pertenece de igual manera a ambos. Si por el contrario, el sistema elegido en su momento fue el de separación de bienes, entonces no hay un reparto equitativo sino que cada uno se queda con lo suyo.

Aunque es un momento difícil no dejés de aceptar las invitaciones de bodas de tus amigos. Es muy bueno despejarse, arreglarse con uno de tus preciosos vestidos de fiesta cortos y disfrutar rodeados de la gente que te estima.

¿Hay requisitos para divorciarse?

Las cosas van cambiando con el paso del tiempo. En relación a años atrás, ahora hay más libertad y es mucho más fácil tramitar un divorcio. Hoy en día no hay un plazo mínimo establecido para poder iniciar el trámite como lo había antes. Solamente es necesario que una de las dos partes manifieste su voluntad de divorciarse. No hace falta que haya un mutuo acuerdo entre los dos ni tampoco hace falta acreditar la causa del divorcio.

La tutela de los hijos

Hoy en día la mayoría de matrimonios optan por la tutela o tenencia compartida tras un divorcio con hijos a cargo. Hace un año el código civil estableció cambios en este tema. Antes se entendía que uno de los progenitores asumía el papel de tenencia y el otro de “visitante”. Ahora se habla de “cuidado personal compartido” que es mucho más justo para ambos progenitores en cuanto a responsabilidades y deberes que deben cumplir. Hoy por hoy se debe presentar un cronograma familiar al juez de cómo se repartirá la vida familiar entre ambos. No obstante, las leyes van cambiando y se van amoldando a los tiempos que transcurren. En su momento, debés acudir a un abogado de familia para tramitarlo y él te pondrá al corriente de todo.

Palmerita Estudio

En caso de fallecimiento de uno de los cónyuges 

Si la persona fallecida no dejó testamento entonces deberás ir un abogado para que, dependiendo del régimen al que se hayan acogido como sociedad conyugal, te pueda indicar exactamente lo que te corresponde.

Cada caso es un mundo particular por lo que debés fijarte en todos los detalles.

Aunque ahora mismo estás pensando en tortas de casamiento para la fiesta o en enviar las tarjetas de casamiento a tus invitados, estas cuestiones, por muy fuertes que suenen, son muy importantes conocerlas y tenerlas en cuenta para el futuro.