Una vez pasados los nervios de la fiesta —la búsqueda del vestido de novia, el catering y hasta los souvenirs de casamiento— llega el momento para distenderse. La luna de miel es el momento ideal para disfrutar juntos de unos días de relax. Es probable que incluso antes de enviar las tarjetas de casamiento ya vayan viendo opciones, por eso les ofrecemos recomendaciones si el destino que sueñan es Puerto Madryn.

¿Cuándo ir y cómo llegar?

Puerto Madryn está ubicada en la costa de la provincia de Chubut. Se puede llegar en avión (directamente a Puerto Madryn o a Trelew), y también por tierra, en auto o colectivo. La temporada alta comienza en septiembre, mes que coincide con la llegada de algunas especies como ballenas, pingüinos y lobos marinos. Durante los meses de verano, las temperaturas pueden llegar hasta los 30 grados, lo que permite disfrutar de sus playas y sus aguas de color azul profundo.

Experiencias de a dos

Si hablamos de excursiones, hay varias pensadas especialmente para parejas y para el disfrute de a dos. La Reserva Provincial de Península Valdés es clave para el recorrido que están buscando. El recorrido hacia el parque es un precioso recorrido para disfrutar del paisaje y luego, pasear a lo largo de la península, hasta Punta Delgada. Lo mejor de todo es llegar al faro, donde la selfie en los acantilados será obligatoria y podrán interactuar con focas.

Destinos más atractivos

  • Puerto Madryn y la Península de Valdes están rodeadas de los golfos San José y Nuevo, que suelen ser visitados para realizar paseos en submarinos y practicar buceo, ya que por sus aguas cristalinas y serenas, la ciudad fue denominada la capital nacional de buceo.
  • La Península de Valdes está ubicada en la Costa Noroeste y es un área natural protegida, que se destaca por sus características biológicas y geográficas. Fue designada por la UNESCO como Patrimonio Natural de la Humanidad. Es el destino perfecto para los amantes de la naturaleza, porque aquí podrán ver un entorno único con animales autóctonos como las ballenas francas, elefantes y lobos marinos, pingüinos de Magallanes, delfines, orcas y numerosas especies aves. Podrán navegar en barco o crucero para hacer un viaje increíble y estar en contacto directo con la fauna de la zona.
  • En la parte céntrica de la ciudad está el puerto Luis Piedrabuena, el cual se puede recorrer caminando y ver el mar desde la costa. También desde este muelle se pueden observar a simple vista algunos animales marinos y muchas embarcaciones que llegan para abastecer al sur. Además, desde allí zarpan cruceros con ruta hacia el sur de Argentina y Chile.
  • Pingüinera de Punta Tombo es una de las principales y más numerosas colonias continentales de cría del Pingüino de Magallanes. Entre los meses de junio y diciembre los amínales autóctonos regresan a esta zona para aparearse y procrearse porque no toleran el frío antártico invernal, por eso se puede llegar a ver miles de pingüinos en la costa.

Información que deben chequear

Por supuesto que hay que tener en cuenta un par de cosas antes de aventurarse a viajar. Una de ellas es que hay que consultar los momentos de vientos y mareas. En el caso de que los vientos estén fuertes, disminuyen las posibilidades para realizar actividades como el snorkel, avistaje, buceo o kayak. En cuanto a las mareas, es bueno contar con una asesoría de un lugareño —o de una agencia que venda las salidas— para poder presenciar desde la costa (o desde cualquier lugar visible al mar) ballenas y otros animales.

Hoteles

Los mejores hoteles —no por eso los más caros— son los que tienen vista al mar, desde los que es posible ver (aunque sea a lo lejos) a las ballenas. Si no van en auto, tengan en cuenta consultar si el hotel ofrece traslados al centro. También es interesante tener en cuenta si el hotel tiene alguna pileta o spa para que puedan relajarse después de un día de excursiones.

Cada minuto que pasa están más cerca de ese viaje tan esperado. Después de cortar la torta de casamiento, bailar y llegar al fin de la fiesta, vendrá la merecida recompensa por tanto esfuerzo. El souvenir original que se llevan de este gran dia: ¡la luna de miel!