Foto: turismosantiago.gob.ar

La luna de miel es el momento más esperado por los novios para estar solos. A la hora de planear dónde será ese viaje perfecto, muchas parejas prefieren quedarse en el país, ya sea por gusto propio o por una cuestión económica. Costear un vestido de novia, una torta de casamiento o las mismas invitaciones de bodas presuponen un costo que, si bien varía según lo elegido, representa un gasto que no se puede obviar. Sea cual sea el motivo por el que eligen irse de honeymoon por el país, sepan de antemano que Argentina tiene lugares verdaderamente bellos para visitar, con la calidez que caracteriza a los pueblos del interior. Entérense qué pueden hacer en esta pequeña pero interesante ciudad.

Una ciudad a puro turismo

El principal sustento de la ciudad de Termas de Río Hondo es el turismo. Caminar por sus calles implica encontrar tres o cuatro hoteles por calle, por lo que realmente está preparada para brindar lo mejor de sí a todos quienes la visitan. Los restaurantes también están preparados para demostrar que son un gran nodo gastronómico y que piensan y cuidan a sus visitantes. Se pueden disfrutar platos típicos a base de dulces regionales o carnes típicas, como el cabrito. Además, Termas de Rio Hondo se encuentra apenas a media hora de San Miguel de Tucumán, por lo que es de fácil llegada para la población del norte.

Foto: municipiosycomunas.com.ar

Las aguas termales, su principal atractivo

El nombre de la ciudad tiene una explicación. En todos sus hoteles, y hasta en piletas municipales se puede disfrutar de unas poderosas y curativas aguas termales, cuya temperatura va desde los 30º hasta los 85°. Las propiedades curativas del agua termal son muchísimas, y están indicadas, por ejemplo, para personas con problemas de articulaciones. Por lo que además de relajarse como si fuese un spa y compartir un momento romántico juntos, le estarán haciendo muy bien a su cuerpo.

Una hermosa vista

Si desean salir a ver lindos paisajes, con una tranquilidad pocas veces vista, les recomendamos el paseo por La Costanera, que rodea uno de los embalses más grandes que hay en el país. Allí, además de encontrar un paseo armado para caminar, andar en bici o patines, hay barcitos para refrescarse o sentarse a descansar.

Foto: argentinatermal.com.ar

Cuándo conviene viajar

La temporada alta de Termas de Río Hondo se da desde Semana Santa hasta septiembre aproximadamente, teniendo su punto más alto durante las vacaciones de invierno. Y esto es importante de recordar, porque si bien en un hotel uno cuenta con muchas facilidades y comodidades, en verano las temperaturas pueden superar ampliamente los 40°, lo que no es un detalle menor. Termas de Río Hondo es una ciudad calurosa en el verano, lo que no impide que puedan viajar en esa época, claro está.

Foto: argentina-turismo.com

La calidez de su gente

Como con casi todas las provincias del norte, sucede que sus habitantes son realmente personas muy hospitalarias y cálidas. En ese sentido, los vecinos de las Termas de Río Hondo no son la excepción y están muy bien preparados para recibir a los turistas. Como otras grandes atracciones, se puede disfrutar el Casino del Sol, uno de los más grandes del norte argentino. En su plaza principal se pueden observar todo tipo de espectáculos callejeros y actividades de baile pensadas especialmente para los visitantes. ¿Les gustan los dulces? Termas de Río Hondo tiene algunas de las mejores fábricas de alfajores del país, por lo que se convierten en una visita obligada.

Estamos seguros de que quedaron encantados con una ciudad tan linda como lo es Termas de Río Hondo. Si quieren un destino tranquilo con hoteles de primer nivel, no se pueden perder la oportunidad de visitar este destino santiagueño. Así que con el mismo énfasis con que deciden cuál será tu peinado de novia o el estilo de los souvenirs de casamiento, dediquen tiempo a planear una luna de miel organizada a un destino cercano, como puede ser Termas.