Una geografía extensa y variada y un clima mediterráneo ideal hacen de España un abanico de buenas opciones para evaluar. Luego de las jornadas extenuantes de la organización de la boda y la preparación del vestido de novia, la decoración, la torta de casamiento original, los arreglos florales y las invitaciones de boda, los espera un viaje de bodas a una tierra soleada, con buena gastronomía, enclaves culturales y reservas naturales. Elijan su destino.

Cuándo viajar

El clima que predomina en España es el mediterráneo templado, con veranos secos e inviernos benignos, lo que hace de este destino uno de los preferidos de Europa. Las mejores temporadas para viajar son primavera y otoño, con clima más que agradable y poco turismo. Aunque si la idea es disfrutar de sus playas, el verano boreal es la mejor opción, pero tengan en cuenta que también es temporada alta.

Documentación

La documentación requerida para viajar a España es el pasaporte con vigencia mínima de 3 meses, reservas de hospedaje, seguro médico y alguna prueba de solvencia económica. No se requiere visado. La moneda es el euro y puede cambiarse en los bancos y casas de cambio. También se puede operar con tarjetas de crédito internacionales.

Gastronomía

Cada región tiene sus ofertas culinarias y lo más versátil son las tapas, las tortillas o las croquetas, que se encuentran en la mayoría de los restaurantes. No se pierdan los platos típicos como la paella, especialmente la de Valencia, el pulpo a la gallega, el cocido madrileño, el jamón serrano, la merluza a la vasca o las gambas al ajillo.

Destinos

Barcelona, moderna y cosmopolita

A orillas del mar Mediterráneo, Barcelona es la capital de Cataluña. La vibra barcelonesa es conocida por sus mercados, cafés, museos y playas. Un recorrido por Paseo de Gracia, su avenida más famosa; visitar las obras edilicias de Antoni Gaudí, como Casa Batlló y La Pedrera; una vuelta por el barrio del Raval y el barrio Gótico; una parada en el mercado de La Boqueria, son de las muchas posibilidades para descubrir una ciudad que no duerme.

Costa del Sol

Con una temperatura media de 19 °C todo el año, es la elección para un viaje de bodas con playas de arena fina y dorada en las costas más famosas de España, en la provincia de Málaga. Es un destino muy buscado por los extranjeros y en crecimiento continuo. Sitios para visitar: Nerja, Torremolinos, el Caminito del Rey, Marbella. Especial, un recorrido por los pueblos blancos de herencia árabe, como Mijas, Frigiliana y Casares.

Enclave cultural: Granada, Córdoba y Sevilla

En Andalucía, al sur de España, estas tres ciudades conservan sus caracteres arquitectónicos y culturales heredados de las varias civilizaciones que han pasado por allí. Lugares para visitar: la Alhambra y el barrio Albaicín, en Granada; la Mezquita de Córdoba; la Catedral de Sevilla y el Real Alcázar, declarados Patrimonio de la Humanidad. Es una tierra cultural, pero lo más romántico es recorrer sus calles, callejones, patios y plazas, llenos de encanto y contrastes.

Las islas

Sin dudas un viaje de bodas a las Islas Canarias o las Islas Baleares es ideal para descansar en sitios paradisíacos, con un aire muy caribeño y clima cálido todo el año, disfrutando de playas exóticas y aguas transparentes. Ambos archipiélagos son los destinos más buscados, después de Cataluña. Un viaje completo: ocio, entretenimiento, vida nocturna, balnearios, restaurantes, excursiones a pie, siempre con un mar de azul intenso como telón.

Asturias, montañas y mar

Es ideal para disfrutar de la playa y las montañas. Conocida como la Costa Verde, las playas de Asturias están bañadas por el mar Cantábrico. Es una opción para quienes desean disfrutar de un destino más tranquilo, en contacto con la naturaleza y los pueblos marinos. Es tierra de pescadores, por lo cual son imperdibles las cenas en los restaurantes costeros con cocina de mar. Además de las playas, pueden disfrutar de los pueblos de Cudillero, Oviedo, Gijón, Luarca, Llanes y Cangas de Onís.

La magia de Extremadura

No es un destino muy conocido, pero su invalorables belleza y herencia cultural hacen que lo mencionemos como lugar ideal para una luna de miel llena de matices. Su baja densidad poblacional hace que su medioambiente se conserve muy bien y su biodiversidad sorprenda con sus paisajes y ecosistemas. Lugares para visitar: el Teatro Romano en Mérida, la ciudad amurallada de Cáceres, la Playa Mayor en Trujillo, el Monasterio de Guadalupe, el municipio de Hervás y las numerosas reservas naturales.

Un viaje único y romántico, y mucho para descubrir. Compartan una lista de regalos para una luna de miel en España, exploren las posibilidades de tarjetas de casamiento 2.0 y ahorren con el alquiler del vestido de novia. Sin dudas, será un viaje de ensueño.