Si tu mamá te ayuda en todos los momentos de tu vida y estuvo al pie del cañón con la preparación de la boda, te ayudó con la decoración del casamiento, a encontrar los souvenirs originales para los invitados o si te acompañó a la prueba del peinado de novia y, además, te asesoró hasta encontrar el vestido de novia de tus sueños, seguro que este es un gran momento para fotografiarte con ella y dedicarle unas cuantas fotos en el álbum de la boda.

Capturá su esencia

Hay momentos en los que, además de tu vestido de novia 2019, las madres merecen ser las protagonistas del gran día. Decile al fotógrafo que la observe en los momentos más especiales de antes y durante la ceremonia para que capture su expresión de sorpresa y felicidad, sus ojos mojados de la emoción, su sonrisa mágica y esa mirada protectora y tranquilizadora que solo una madre tiene.

Fotos previas a la boda

Cuando la novia se arregla es el momento perfecto para poder inmortalizar esos gestos de cuidado tan especiales que las madres tienen. Unas fotos espontáneas mientras ella vigila que todo esté en su lugar, cuidando que el velo está bien sujeto o que el peinado recogido está perfecto mientras vos la observás atentamente sabiendo que ella quiere lo mejor para vos. Son detalles que, además de cuidar tu look, miman tu alma y eso se transmitirá en todas las fotos.

Durante la ceremonia

La tradición dice que el padrino de la boda, que normalmente es el padre de la novia, la debe acompañar hasta el altar. Pero además, si estás dispuesta a romper con los tradicionalismos, también los puede acompañar tu madre del brazo. Será un gran momento para inmortalizar mientras vos lucís tu hermoso vestido y peinado novia 2019 caminando lentamentamente hasta el altar y esperando ser recibida por tu pareja. ¡Un momento de lo más emocionante!

El abrazo de orgullo y felicidad

Justo después de la tirada del arroz, llegan los besos y abrazos por parte de los amigos, familiares y, por supuesto, de tu madre. ¿Habrá un momento más emotivo y hermoso que capturar ese abrazo de emoción y felicitaciones, de amor, de alegría, orgulloso y de todo lo que una madre puede desear a su hija? Seguro que sí, pero ninguno será tan intenso como este. ¡No olvidés capturarlo!

Disfrutando de la fiesta y el baile

No hay fotos más divertidas que una madre y una hija dándolo todo en la pista de baile mientras suena su canción preferida o ese tema que tanto les encanta. Decile al fotógrafo que esté muy atento cuando suene la música porque seguro que valdrá la pena inmortalizar esos momentos tan divertidos y especiales con tu mamá.

Retratos algo más tradicionales

Seguro que a tu mamá le encantará sacarse una foto en la puerta de la iglesia o al lado de la torta de casamiento original de los novios junto a vos. Ambas podrán lucir sus vestidos y peinados retratando fotos con un aire más clásico y tradicional, si así lo desean.

Ahora que ya tenés algunas ideas para el momento fotográfico entre vos y tu madre, es hora de confirmar las tarjetas de casamiento para que ningún invitado se pierda de estar en ese fantástico álbum de boda y todos puedan llevarse esos souvenirs de casamiento tan especiales que eligieron juntas.