Ir al contenido principal
Casamientos

¿Cuál es el rol de los pajes y las damitas en la ceremonia?

Los pajes y las damitas son los niños que ustedes desean que los acompañen en el cortejo nupcial. Le otorgan a la ceremonia un encanto especial, imposible de resistirse. Como en los cuentos de hadas, los niños abren el camino hacia el altar.

Ali Alonso

Además de dar el toque de bullicio susurrante y fresco a la boda, los pajes y las damitas acompañan a la novia en su camino al altar y algunos cuidan de su vestido de novia. Es una opción que la pareja puede incorporar a su ceremonia, adoptando nuevas costumbres que se van arraigando, como el alquiler de vestidos de novia o los cupcakes como réplicas de la torta de casamiento. Una tradición europea que se va abriendo camino en otras latitudes.

1. ¿Quiénes son?

Nicolás Resille

Aunque es una costumbre bien europea, se va trasladando a otros continentes debido a la simpatía y el espíritu jubiloso que genera el grupo de niños en la ceremonia. Pueden elegir entre las personitas más cercanas a la pareja, primos, sobrinos, ahijados, hijos de los amigos, que idealmente tengan entre 3 y 9 años. Lo ideal es un número par hasta seis, para que vayan en pareja. También puede ser solo un niño.

2. Origen

Tomás Ballester Fotografía

La tradición se remonta a varios siglos atrás, cuando los vestidos de novia se convertían en un vestuario muy pesado y complejo que hacía del camino hacia el altar una tarea muy difícil. Los pajes y las damitas eran los encargados de aligerar el paso de la novia y la ayudaban con el vestido. Con los años, el vestuario se tradujo en vestidos de novia sencillos, más ligeros, y los niños se quedaron en el cortejo cumpliendo otras funciones.

3. Roles

Ignacio Bidart Fotografía

Simbolizan la continuidad y el futuro, como buen augurio para los novios. Son los anunciantes de la llegada de la novia y alguno de los niños puede llevar una pizarra que diga “Ya llega la novia” u otras ideas más graciosas. Pueden portar los anillos y, en algunos países o regiones, son los encargados de entregar las arras al sacerdote. Los niños se ubican en los primeros bancos, con el cuidado de que un adulto les indique el momento de su participación en la ceremonia.

4. El cortejo nupcial

Vini Rissatti Fotografías

Si se han decidido por incorporar el rol de los pajes y las damitas, los niños ingresan a la ceremonia como parte esencial del cortejo nupcial. Van delante de la novia, arrojando pétalos de rosa en el suelo, o detrás, alzando la cola del vestido de novia con encaje. En el cortejo de salida, siguen a los recién casados hasta el atrio de la iglesia. El cortejo finaliza con la lluvia de arroz, y los niños también participan gustosamente del ritual.

5. El vestuario

Wonder Films

Parte del encanto del rol de los pajes y las damitas se traduce en el vestuario que lucirán. Los novios escuchan las ideas de los padres y aportan sus propias sugerencias para mantener el estilo de la boda. Lo importante es que los niños se sientan cómodos con la ropa elegida. Una idea muy práctica es optar por prendas contemporáneas que puedan aprovechar en otra ocasión.

Para las niñas suele ser más simple, los vestidos de fiesta sencillos en colores claros o pasteles son de las opciones preferidas, con algún complemento como lazos o coronitas de flores que destaquen los peinados fáciles; y los pajes, pantalones con camisa, con detalles encantadores como moño, tirantes o sombrerito.

6. Arras matrimoniales

Somosdos Fotógrafos

Aunque no estén relacionadas con las costumbres rioplatenses, las arras matrimoniales tienen una conexión con los pajes y las damitas. En otras latitudes, donde la costumbre del cortejo infantil está bien arraigada, las arras matrimoniales toman un significado especial en el rol de los niños, quienes son los encargados de llevar en una cesta las 13 monedas que simbolizan el deseo de vida en común y prosperidad compartida para los novios. El sacerdote las bendice y se las entrega al novio, quien completa el ritual de intercambio con la novia, pronunciando cada uno sus votos.

Los tejidos con texturas, colores neutros y las puntillas son la última tendencia en vestidos de fiesta para niñas. Y no faltan los tocados para destacar los peinados con trenzas fáciles. Para los niños, bermudas y camisas de cuello mao para el verano. Todo en sintonía con el estilismo nupcial.