Kalimera Fotografía
Kalimera Fotografía

Además de las tarjetas de casamiento, de señar un lugar y de mirar miles de imágenes de tortas de bodas seguramente sientas gran emoción de entrar a ver muchos modelos de vestido de novia. Si tenés dudas o simplemente no sabés cómo empezar esta búsqueda te adelantamos las preguntas frecuentes que pueden ir surgiendo como el color, tela, diseño y pruebas. ¡No te las pierdas!

¿Cómo encontrar el vestido perfecto?

Estudio Kamalian
Estudio Kamalian

Es una de las tareas más difíciles sin duda alguna. Lo ideal es ver varios modelos e ir comparando precios. Después de decidir la fecha de la boda y señar el lugar, entre las primeras cosas a definir tiene que estar el vestido ya hay que comenzar a trabajar en él incluso mucho antes de pensar en las frases para tarjetas de casamiento. El tener una idea sobre el modelo te ayudará a poder transmitir los datos básicos que debe tener la prenda para que luego, sobre eso, los diseñadores trabajen aportando detalles más exactos.

Por eso, no te preocupes si no sabés lo que querés desde el principio. A veces mientras ves inspiraciones, vestidos de novia de famosas y fotos en revistas o páginas, vas generando una idea más clara y firme. Después de ver modelos diferentes, organizate con el presupuesto para saber hasta dónde llegar cuando encares las entrevistas con los diseñadores.

¿Qué colores se están usando?

David Restrepo Fotografía
David Restrepo Fotografía

Muchas novias van a lo seguro y eligen el blanco para su vestido. Algunas prefieren tonos claros pero que aporten algo distinto, como los tonos beige, nude o rosa pálido. Si tu casamiento es por iglesia, seguramente optes por el blanco tradicional, pero si necesitas otra opción, como un vestido de novia para civil, podés aprovechar esa ocasión para agregar el toque colorido.

Los colores que nunca van a fallar son los tonos pastel en todas sus variantes: azul, celeste, amarillo, rosa y violeta. Si sos una novia moderna que quiere ir con tonos vibrantes, podés usar un vestido rojo, fucsia, verde esmeralda o incluso azul eléctrico. También podés usar colores plata o dorado, aunque recomendamos más estos tonos para accesorios.

¿Cómo sé que elegir según el clima?

Filmyco
Filmyco

Es indispensable saber en qué mes se van a casar a la hora de pensar el tipo de telas a elegir para el vestido. Si la fiesta es en un salón no hay problema porque tanto la calefacción como el aire acondicionado cumplirán perfectamente su trabajo. Pero sí tenés que saber que si optás por un vestido de novia corto y son meses de otoño o invierno, tendrás que sumar un tapado o campera acorde con el resto del look.

El tejido de punto es una buena opción para pensar en terminaciones como mangas o cuellos y evitar que entre el frío. Siguiendo con los vestidos de novia con encaje, podés usar como base un chantilly tejido a mano sobre una tela de tul. Así, con doble tela, podés evitar pasar frío si es invierno.

¿Cómo ultimar decisiones?

Fabiana Albaretto Photography
Fabiana Albaretto Photography

Es importante sacar muchas fotos en las pruebas de vestido, porque así verás mejor las fallas o inconsistencias de tu figura con la prenda puesta. Si querés mejorar cualquier cambio o detalle, hablalo con tu modista.

Llevar a tus amigas o a tu mamá es una buena idea para que te digan cómo lo ven ellas y qué ideas pueden aportar en cuanto a diseño. También te dirán sin vueltas si el vestido te favorece o si es preferible cambiar algo. Tomá todas las críticas como constructivas y no lleves con vos a las pruebas a personas que no sean de tu confianza, solo contá con las más íntimas y sinceras.

¿Qué pasa si me arrepiento?

Kalimera Fotografía
Kalimera Fotografía

Jamás te quedes con las ganas de exponer alguna idea o algo que sume para el armado o confección de la prenda. Tené agendado en tu celular al diseñador para poder ir mandando fotos ya sea de otros vestidos, de telas, de terminaciones y de cortes o patrones. Todas las ideas que le puedas dar ayudarán a materializar mejor lo que tenés en la cabeza.

Aceptá recomendaciones, recordá que ellos trabajan de esto y que pueden aportar ideas que no se te han ocurrido. Pero siempre tené en cuenta que si algo no te gusta debés expresarlo, y que siempre se pueden ajustar cosas o hacer cambios unos días antes de la boda. Así que si te arrepentís de algo intentá charlarlo para que estés lo más feliz posible con tu modelo.

¿Te sirvieron los consejos? Una vez que definas tu estilo, podés empezar a mandar las invitaciones de bodas o ir viendo fotos de peinados de novia y maquillaje para ir agendando las pruebas correspondientes.