Snow Producciones
Snow Producciones

Aunque parecía muy lejano cuando todavía elegían sus invitaciones de boda o probaban cuál era el mejor sabor para la torta de casamiento, finalmente falta sólo una noche para convertirse en esposos. Ahora, la gran pregunta es ¿dormimos juntos o separados? Habrá ventajas y desventajas con cada opción, por lo que será una decisión sumamente personal, tal como lo fue decidir acerca de los souvenirs de casamiento ideales.

Un poco de historia

Antiguamente, la tradición de que las parejas durmiesen separadas tenía que ver con la necesidad de “preservar” a los novios antes del casamiento, ya que existía la costumbre de que las parejas no compartieran el lecho hasta después de casados. Por supuesto que la modernidad y los cambios en las relaciones han hecho que este precepto quede prácticamente en el olvido, aunque hay parejas que todavía, aunque sea sólo por tradición, prefieren mantenerse separados la última noche de solteros.

Bifocal
Bifocal

¿Ya probaron la convivencia?

Si son una pareja que ya convive, posiblemente lo más lógico sería que pasen su última noche de solteros juntos, ya que es lo que vienen haciendo hace tiempo: despertarse juntos todos los días.

Pero además, se convierte en una cuestión sumamente práctica, puesto que si es su casa, tendrán todas sus cosas allí, como ese vestido de novia sencillo que compraste hace tiempo, o el traje del novio. Mover todo eso a un hotel u otra cosa puede convertirse en un trámite un poco pesado.

Qué pueden hacer si amanecen juntos

Si finalmente decidieron dormir juntos, hay una serie de actividades que pueden planear, para disfrutar sus últimas horas de solteros, como compartir una última cena especial a luz de las velas, reviviendo todos los momentos que los llevaron a estar dónde están, riendo y llorando recordando todo lo vivido, inclusive aquellos momentos de la organización de la boda en los que hubo algunas tensiones, como con la elección de souvenirs de casamiento económicos, o sobre qué frases para tarjetas de casamiento incluir en sus invitaciones.

A la mañana siguiente, disfruten su último desayuno como novios, mímense y ¡disfruten de la compañía del otro!

Fernando Meloschik
Fernando Meloschik

Los nervios enemigos

Naturalmente, estarán muy nerviosos y ansiosos porque no faltará nada para el gran día. Es probable que por ese motivo, prefieran dormir separados, para intentar dejar la mente en blanco, y dormir tranquilos. Es una gran idea, para que al día siguiente, el reencuentro sea ya en el altar, a punto de dar el sí.

Para otras parejas, los nervios sólo se calmarán teniendo la persona amada a su lado. Analicen sus sentimientos, emociones, y también cuestiones prácticas cuando tomen una determinación al respecto.

Necesidad de estar solos

Casarse significa un gran paso en la vida de una persona. Y si bien están totalmente convencidos, muchas personas prefieren reflexionar en soledad acerca del gran camino que están por emprender. Dormir separados, entonces, se convierte en la mejor opción para que cada uno tenga su espacio y su lugar de encuentro consigo mismo.

Para no sentirse “alejados”, si quieren pueden llamarse antes de ir dormir, y desearse lo mejor para el gran día.

Carlos Dona
Carlos Dona

Compartir con los más allegados

Sobre todo si la boda es un lugar alejado, es posible que pasen la noche en un hotel, donde también puede que se hospeden familiares y amigos. Si deciden dormir separados, aprovechen ese momento para relajarse con amigos y amigas, rían tomando una buena copa de vino, y, al día siguiente, despertarán con una gran sonrisa. 

Como verán, cada alternativa tiene sus ventajas y tanto una como otra les hará vivir lindos momentos. ¿Ya te imaginás despertando y poniéndote ese vestido de novia que elegiste con tanto cariño? Seguro de solo pensar en ello te ponés nerviosa, así como lo hizo él el día que le dijiste que sí, y empezaron a elegir sus tarjetas de casamiento para comunicar a todos su gran noticia. Ya no falta nada, ahora… ¡solo queda disfrutar!