Estudio de Otoño Letterpress

Como parte de los preparativos del casamiento, además de los aspectos sobre el vestido de novia, el traje del novio, los arreglos del peinado de novia y maquillaje, las invitaciones de boda son la carta de presentación de tu boda. Ya habrás pensado en diseños, texturas y colores, y ahora debés decidir cuándo enviarlas para dar a conocer la gran noticia. Aquí te contamos los pormenores para compartir con tus invitados este evento tan especial.

1. Tiempo de anticipación

Veoverde

Generalmente, se piensa en un tiempo estimado de entre dos y tres meses antes de la boda para el envío de las invitaciones. Luego tenés que considerar a tus invitados que viven más lejos, en otras provincias o países, y a las personas que tienen una vida laboral muy activa y suelen viajar o ausentarse por un tiempo de sus hogares. En estos casos, es necesario que tomes algunas precauciones y las envíes con mayor tiempo de anticipación para que puedan acomodar sus compromisos y sus agendas. Por ejemplo, de tres a cinco meses sería ideal dependiendo de cada invitado.

2. Forma de entrega

Estudio de Otoño Letterpress

Si pensás en tus familiares más directos y amigos cotidianos, una idea estupenda es armar encuentros o cenas casuales para poder entregarles las invitaciones en mano. Para los que vivan lejos o no sean tan cercanos, la mejor opción es el correo postal. Si te decantaste por las tarjetas electrónicas o por un servicio online para publicar la información de tu boda, probablemente puedas enviar las invitaciones con menos dificultades, ya sea por correo electrónico o por redes sociales. Cuando se trate de las participaciones solo para la ceremonia, dos semanas previas bastarán para el envío.

3. Servicio online

Vaya Día

Un sitio online exclusivo para tu boda puede resultar muy útil para la organización del casamiento. Este servicio te permite diseñar tu modelo de tarjeta de casamiento, luego enviar las invitaciones y recibir allí mismo la confirmación de asistencia. Por otro lado, podés publicar el paso a paso de los preparativos, subir fotos y contar en un breve texto la historia de los novios. ¡Todos van a estar atentos a las novedades!

4. Save the date

Amore Di Carta

Antes del envío de las tarjetas de casamiento divertidas, podés considerar comunicar con anticipación la fecha de tu enlace por medio de esta nueva tendencia anglosajona que llega a las bodas de países latinoamericanos. Estas tarjetas se pueden remitir unos seis meses antes de la fecha del evento. No llevan más datos que el anuncio del casamiento y la fecha para que tus invitados sepan con antelación que los van a convocar para participar de un momento único. Algunos deberán viajar y reservar hospedaje, incluso, tomarse una licencia laboral, por lo cual este concepto novedoso es muy adecuado para prever estas situaciones particulares. También podés elegir entre el formato en papel o electrónico.

5. Confirmación de la asistencia

Wow!

Con el envío de las tarjetas Save the date, que suelen ser más informales que las tarjetas de casamiento originales, vas a tener una perspectiva de los invitados que van a ir confirmando su asistencia para calcular otros aspectos como las ideas para souvenirs de casamiento. Esto te da espacio para completar el número de invitados con una lista complementaria en el caso de que algunos te confirmen que no podrán asistir a la boda. Luego, en las tarjetas definitivas no olvides colocar los teléfonos y correos electrónicos de contacto para que los invitados puedan confirmar su asistencia.

Aunque las nuevas tecnologías te permiten crear tus eventos virtuales, en las bodas suele mantenerse cierta imagen tradicional y el envío de las tarjetas de casamiento impresas sigue muy vigente. Si estás navegando por la web para calcular los souvenirs originales, la lista de invitados confirmados será de gran ayuda para tu decisión. ¡Manos a la obra!