Fabián González Fotografía
Fabián González Fotografía

La idea de despertar cada día al lado de su pareja parece realmente hermosa. Pero, ¿qué implica realmente vivir juntos? ¿Están listos para dar ese paso? Las parejas que deciden vivir juntas antes de pasar por el altar pueden tener algunas dudas sobre cuándo es el momento de apostar por la convivencia. Hoy, elementos a tener en cuenta antes de dar el gran paso.

Decisiones con amor, mas no improvisadas

Lucas Álvarez Fotografía
Lucas Álvarez Fotografía

Especialmente en la etapa del enamoramiento, la idea de pasar cada día con tu pareja parece encantadora. Pero tomar una decisión tan relevante en la vida personal y de la relación, como vivir juntos, no debe ser tomada de manera improvisada. Es necesario analizar factores externos e internos que les ayudarán a tener un panorama más claro de lo que implica compartir la vida. Si bien es una acción pensada desde el amor, la razón debe entrar en juego en ocasiones como estas, más allá de que luego se puedan cometer errores (y remediarlos). Todo es un gran aprendizaje.

La independencia económica y emocional

Leo Furió
Leo Furió

Un buen factor que puede adelantarles si están listos para vivir juntos es que los dos hayan pasado antes por experiencias de independencia económica y vida fuera de la casa de los padres. Este elemento les sirve para tener la certeza de que saben lo que implica llevar adelante una casa, tanto en el plano material como en el plano emocional.

Tienen intereses comunes a futuro

Mauro Nespoloni Fotografía
Mauro Nespoloni Fotografía

Este factor a analizar es también válido para aquellas parejas que estén pensando en casarse. La convivencia implica que la pareja tiene no solo gustos e intereses similares, sino que desean y proyectan planes de vida a largo plazo. Esto último, no solo aplicado a la pareja, sino a su futuro profesional, a sus hábitos y actividades, y a modos de vida en general. Si sienten que van por el mismo camino en este sentido, ¡es buena señal!

Conocer fortalezas y debilidades

Bifocal
Bifocal

Ningún ser humano es perfecto; esto quiere decir que lógicamente existen aspectos de la personalidad o de la forma de actuar de sus parejas que no comparten o les molestan en ocasiones. Lo esencial para saber si están listos para probar convivencia es conocer todas esas características, tanto las buenas como malas. Una gran manera de profundizar en estos aspectos es empezar por dormir juntos los fines de semana o hacer un viaje de algunos días. De esa forma, podrán ver cómo se llevan con aspectos cotidianos relacionados con labores de la casa, hábitos y rutinas.

Existe buena comunicación

Matias Calvo Producciones
Matias Calvo Producciones

No habrá convivencia buena posible si les cuesta resolver sus conflictos o no existe una comunicación tan fluida aún. Como pareja, deben ser sinceros y evaluar qué tan maduros son en relación a este aspecto, pues resulta crucial para garantizar una convivencia amorosa y respetuosa, basada en la confianza. Si todavía les falta fortalecer una buena estrategia de comunicación, es hora de charlarlo con sinceridad y comenzar el proceso para solucionar dichas falencias. 

Si bien siempre es buena la espontaneidad en la vida de la pareja, hay ciertos momentos en que es necesario reflexionar y analizarse para dar pasos relevantes. Si existen las ganas y el compromiso de una vida juntos ya han cumplimentado uno de los pasos principales, pero falta un poquito más. Cuando sientan que están completamente listos llegará el momento de dar este gran paso en su relación.