Infinito Producciones

Poder crear tu propio vestido de novia es propio de una mujer con mucha personalidad. Seguro viste en alguna revista un modelo que te gustó y querés algo similar, pero a tu manera. Poder imprimirle tu toque personal a tu vestido de novia 2019 es una experiencia muy gratificante, pero que conlleva algunos factores a considerar. Con el mismo detallismo que le pusiste a tus souvenirs de casamiento deberás pensar tu vestido, para que todo resulte perfecto.

Definí tu modelo

Infinito Producciones

Existen dos tipos de novias: las que saben desde hace años qué tipo de vestido de novia sencillo quieren y las que empiezan a ver miles de modelos, para elegir finalmente uno. Si pertenecés a este último grupo, es necesario que antes de que diseñes tu propio vestido, te inspirés a partir de muchos otros modelos. ¡Recordá que en nuestro catálogo nupcial encontrarás una gran cantidad de vestidos de novia cortos y largos!

Para tener en cuenta: corte y escote

Pogo Eventos

De todas las partes de un vestido, quizás las más importantes estén dadas por el corte y el escote, ya que son las que le dan personalidad al total look. Para eso, tenés que tener en cuenta qué tipo de escote va mejor con tu cuerpo y tu rostro, al igual que con el corte. Si bien es importante que uses algo con lo que te sientas a gusto, no tenés que olvidar que algunos modelos te favorecerán más que otros. Si te quedan algunas dudas, la modista te puede ayudar a resolverlas.

Contratá un servicio confiable

Pogo Eventos

Nada mejor que contratar a una persona de la que tengas buenas referencias. Para eso, podés consultar con amigas que ya se hayan casado, o podés buscar el servicio por internet o redes sociales. Intentá ver todos los diseños posibles de esa persona, para qué puedas saber si tiene experiencia en vestidos de novia con encaje o que se adecúe al vestido que venís pensando.

Por otra parte, tenés que dar con una persona con la que te sientas cómoda, que sientas que hay feeling, ya que le estás confiando una de las prendas más importantes de tu vida. Además, tenés que tener la confianza suficiente para sugerirle cosas o pedirle que haga algunos cambios cuando sea necesario.

Trabajá con plazos establecidos de antemano

Norman Parunov

Tanto si comenzás a diseñar tu vestido seis meses antes de la boda, como si lo hacés con un año de anticipación, es fundamental que la modista trabaje con tiempos establecidos. Por ejemplo, un mes para conseguir los géneros, otro mes para una primera prueba y así. De esa manera, te asegurás de llegar a tiempo para la boda. Nunca es buena idea trabajar sobre la hora, en especial si hay que hacer cambios. Dejalo en claro en la primera cita con la modista o diseñador, para evitar futuros malentendidos.

Involucrate al máximo

Cocco Photography

Esto quiere decir que tu tarea no implica solo en decidir que querés un vestido de novia 2019, sino en estar presente en cada parte del proceso. Para ello, tenés que informarte sobre telas, cortes, escotes, mangas y todo tipo de accesorios.

¿Cómo lográs ser una experta en vestidos? Curioseando en la web y en revistas. Es cierto que hay miles y miles de modelos, pero con tiempo y paciencia te podés llegar a convertir en una verdadera genia de la moda nupcial. O al menos, dar con el vestido perfecto para vos, que no es ni más ni menos que lo que estás buscando.

Recordá que si bien el vestido es la prenda que más se luce dentro del casamiento, deberás también combinar correctamente todo tu look. Desde un peinado de novia adecuado al escote, los accesorios y el ramo. Todos estos elementos te darán outfit perfecto, de acuerdo con tu personalidad y tus gustos personales. Con todos los tips de este post, es hora de hacer volar tu imaginación, y comenzar a diseñar ese modelo de vestido de novia de famosa que viste en la última red carpet.