Bleu Estudio
Bleu Estudio

En el camino hacia el gran día serán muchas las decisiones que deberán tomar para que todo salga perfecto. Además de preferir un gran peinado de novia para vos, unos hermosos souvenirs de casamiento o de solucionar qué frases para tarjetas de casamiento elegirán, hay una decisión muy puntual: si incluir o no niños en la celebración. Les compartimos algunas formas para comunicarlo a sus amigos, y que no se transforme en una odisea.

Pensar una boda sólo para adultos no es para nada un acto egoísta. Cada pareja decide cómo celebrar su casamiento y el hecho de no invitar a los niños no debería generar conflictos con sus invitados. Sin embargo, es un tema sensible de comunicar. Con mucho tacto, seguramente sus amigos y familiares entenderán sus motivos si deciden que no quieren niños en la fiesta.

Una decisión personal

Ou Clock
Ou Clock

El hecho de querer una boda exclusiva para adultos es una decisión sumamente íntima de la pareja, y que puede estar fundamentada en varios motivos: presupuestarias, de logística o por simple comodidad.

Deberán analizar si existen familiares o amigos muy cercanos que no puedan dejar a sus hijos con nadie y cuya participación esté limitada a ese factor. Quizás puedan ser flexibles con aquellos amigos que tienen bebés y no puedan dejarlos con nadie. En ambos casos, la decisión deberá estar expresada en los modelos de tarjetas de casamiento.

Cuándo decir sí a los niños

Nueve Luces
Nueve Luces

Si muchos de sus amigos y familiares cercanos tienen hijos, posiblemente deban contemplar la opción de incluirlos en el festejo, sobre todo si son personas con mucha importancia en la boda, como los hermanos o los padrinos de boda.

En estos casos, quizás puedan tomar la decisión de que solo asistan los hijos e hijas de determinadas personas, y al resto, como compañeros de trabajo, se les aclare de antemano que sólo los adultos están invitados.

Depende del horario

Bleu Estudio
Bleu Estudio

Una boda nocturna no suele ser lo más propicio para que los niños asistan, ya que suelen dormirse o cansarse mucho antes que un adulto. Además, ese hecho afectará a sus padres, que no podrán distenderse del todo en la fiesta.

Si la boda es al mediodía y al aire libre, puede ser una ocasión más favorable para que asistan los hijos de amigos y familiares, porque pueden jugar en el césped y estarán más despiertos, sin necesitar mucha atención. Además, es una muy linda ocasión para que las niñas luzcan vestidos floreados y utilicen peinados con trenzas fáciles, o que los varoncitos modelen trajes con tiradores.

Adaptar la boda para los niños

Corina Event Planner
Corina Event Planner

Si deciden que los niños sean parte de la celebración, deben preveer algunas cuestiones, para que ellos también se sientan bien atendidos. Pueden planear un menú exclusivo para ellos, y una mesa dulce repleta de golosinas. ¡Hasta pueden diseñarles souvenirs originales exclusivos!

Contratar una niñera o animadora para que los entretengan también es una gran idea, así sus padres se pueden despreocupar por completo y disfrutar de lleno la fiesta.

Cuándo decir que no

Segovia
Segovia

Si la boda es de noche, y será una celebración donde habrá alcohol, fiesta hasta el amanecer y una gran animación, posiblemente sea mejor que sea una fiesta solo de adultos. Recuerden que incluir gastos de un cuidador y de zonas de juegos exclusivas para chicos implicará ampliar el presupuesto y, si no se lo pueden permitir, deberán considerar la decisión.

Puede que también el salón que eligieron no tenga las comodidades ni adaptaciones para cobijar menores de edad, lo que se convierte en otra razón válida para que la boda sea sólo con adultos.

El tacto es fundamental

Adoré Deco Design
Adoré Deco Design

¿Cómo comunicar que a la boda sólo pueden asistir los grandes? Es un tema sensible y puede que más de uno se sienta molesto con la decisión. Lo indispensable es comunicarlo con mucho respeto y con anticipación: pueden, por ejemplo, adelantar en las tarjetas de casamientos divertidas que confirmen “cuantos adultos asistirán”. De esa manera, se da por entendida la cuestión.

En el caso de que entreguen las invitaciones en mano, por más que sea difícil, aclaren la situación. Seguro que sus amigos podrán entender que son ustedes los que se casan, y por tanto, quieren que la boda sea lo más perfecta posible. ¡Seguro que todos sabrán comprender!

La sinceridad y la anticipación son fundamentales para decir a los amigos que la boda es exclusiva para adultos. Debe quedar más que claro en las invitaciones de boda que desean celebrar de esa manera y que es no nada personal. Pero si eligen que los niños festejen con ustedes, ¡vayan pensando qué torta de casamiento sencilla es la preferida de los más chicos!