Lucas Álvarez Fotografía
Lucas Álvarez Fotografía

Si están organizando su próxima boda, seguramente conozcan cómo serán los casamientos con la nueva normalidad y estén trabajando en el protocolo de salud e higiene. Repasemos las medidas vitales y las opciones para proteger a los familiares mayores y disminuir al máximo las brechas de posibilidad de contagio para tener una boda feliz.

1. Interacción acotada

Es sabido que cuanta más interacción haya entre los invitados al casamiento, mayor es el riesgo de contagio. Por ello, las bodas son más cortas y se planean con pocos asistentes, haciendo hincapié en la experiencia y los detalles que hacen al vínculo con los invitados. Se pone atención a las medidas de seguridad en los accesos, los puestos de desinfección de manos, la distancia social y la ventilación.

Lucas Álvarez Fotografía
Lucas Álvarez Fotografía

2. Comportamientos saludables

Es esencial que todos los invitados tengan comportamientos saludables para cuidar a los otros y cuidarse. La distancia social y el uso de barbijos son las medidas preventivas más efectivas por el momento ante la crisis sanitaria. La gente es más consciente de estos cuidados y del protocolo de higiene respiratoria y de manos, lo que evita que el virus llegue a personas más susceptibles o vulnerables ante la emergencia generada.

Filmyco
Filmyco

3. Carteles y mensajes

Una opción para los novios es colocar algunos carteles en la recepción que promuevan las medidas de protección y las buenas prácticas colectivas. Así estarán velando por el cuidado de sus familiares mayores en el conjunto y las medidas de prevención para todos los invitados. También deben evitar los abrazos y los besos, aunque nos ponga un poco tristes y nos falte el contacto físico tan esencial.

Dream Big Estudio
Dream Big Estudio

4. No perder el ojo en las medidas

Uno de los efectos más importantes de la pandemia es la restricción en el contacto físico. Esto puede verse más acentuado cuando lleguen sus invitados y no puedan dar rienda suelta a los abrazos de felicidad. Las personas más jóvenes no deben pasar por alto cuánto se dificulta este distanciamiento para todos o distraerse sobre la cuestión que impera en la emergencia sanitaria, aunque puedan celebrar el casamiento.

5. Entornos controlados

Las empresas de eventos que retoman sus actividades tienen un protocolo operativo planificado al detalle, no solo en el office y el salón, sino también en cuanto a producción y transporte de alimentos. La organización de la boda y ustedes deben velar por los entornos saludables para reunir a sus invitados y cuidar la limpieza de las superficies, las áreas comunes y la ventilación de los ambientes, sobre todo en época invernal. Otro tip es desalentar el uso de objetos compartidos que son difíciles de limpiar o desinfectar.

/6. Atención privilegiada

Para los adultos mayores reserven mesas bien ubicadas, para que puedan tener una visual amplia de la boda y todo lo que va sucediendo. Lo ideal es que no sea necesario que deban movilizarse para llegar a la comida o la barra de bebidas. En todo caso, pueden asignarle la atención de aquellos invitados mayores a una persona del salón para que no se ponga en riesgo la distancia sana y sus familiares se encuentren en todo momento protegidos y bien atendidos.

Siempre recuerden a sus invitados la importancia de mantener las medidas sanitarias por el bien de todos, más aún, la necesidad de extremar los cuidados cuando haya personas mayores entre los asistentes. Conozcan sobre la organización de las mesas y las distancias recomendadas.