En el artículo de hoy te aconsejamos sobre algunos alimentos que son convenientes ingerir y ejercicios que podés hacer para conseguir una panza chata y decirle adiós a los tan odiados “rollitos”, ¡Tomá nota y a ponerse en marcha!

Consumí vegetales y frutos secos

Comer vegetales verdes ayuda al movimiento intestinal, podés optar por brócolis, lechuga, alcaucil, palta, etc. Evitá las verduras como la papa que contiene almidón. Y podés sumar frutos secos a tu dieta, comelos como colación entre las comidas principales.

 


 

Más apio

Es un excelente diurético gracias a su alto contenido de potasio, por eso ayuda a no tener tanta retención de líquidos. Pero ¡ojo! no debés comer sólo apio, tu dieta debe ser amplia y saludable.

Algunas hierbas

Algunas hierbas como el jengibre y la menta pueden ayudar más de lo que imaginás a tu sistema digestivo. Si no estás acostumbrada a ingerirlos podés buscar recetas en internet que incluyan estos ingredientes, seguro encontrarás muchas opciones posibles.

 

 

Mucha agua

Como siempre decimos, tener una buena hidratación ayuda a estar en formar y saludable. Acompañá el ejercicio físico y comidas equilibradas con abundante consumo de agua diario.

Hacé ejercicios abdominales

No es necesario que te mates haciendo 500 abdominales por día, basta con hacer 3 repeticiones de 30 con ejercicios combinados algunos días de la semana. Procurá trabajar los abdominales bajos sobre el suelo y los abdominales altos con los pies elevados.

 

 

Complementá con algún deporte

Muchas actividades físicas requieren de la fuerza de nuestros abdominales y en algunos deportes estarás trabajando esta zona sin darte cuenta, puede ser natación, andar en bicicleta, correr, ir a danza, etc. Te servirá para aplanar tu panza y liberar tu mente.