Samanta Contín Fotografía
Samanta Contín Fotografía

El prendedor del novio solía ser delicado y recatado, como lo son algunos vestidos de novia sencillos y peinados de novia más formales o tortas de casamiento más clásicas, pero no menos sabrosas. Hoy en día las preferencias y las tendencias han incorporado nuevos conceptos de prendedores: mucho más modernos, atrevidos, personales y divertidos para que el novio pueda lucirlos y disfrutarlos, aunque siempre se siguen respetando los gustos más tradicionales.

El boutonniere debe ir a juego con la corbata o el moño del traje y debe tener un tamaño mayor que el del resto de personas que lo lleven. Tomá nota de los 5 estilos que podés llevar para triunfar con tu prendedor:

1. Clásico y Elegante

Ger Bottazzini
Ger Bottazzini

El boutonniere más clásico es un pequeño arreglo de flores que lucen por igual tanto el novio, el padrino como el best men, ideal para los novios más tradicionales. Con el fin de distinguir la figura del novio de la del resto, éste suele llevar un prendedor de mayor tamaño acompañado de un pañuelo en el bolsillo exterior del saco que combina con la corbata.

2. Personalizado: ¡Un look original y lleno de humor!

Si sos un novio de gustos definidos y tenés muy claro cuáles son tus pasiones, entonces esta idea te encantará. Se trata de conseguir un boutonniere súper personalizado, tanto como los souvenirs originales que eligieron para los invitados. Te sugerimos algunos ejemplos: un pin o flores del color de tu equipo de fútbol, flores hechas de hojas de pentagramas si sos amante de la música; o una mini lente fotográfica, si te encanta la fotografía o te dedicas profesionalmente a ello.

¿Buscás un estilo más divertido y jovial? Podés armar un boutonniere con figuras de origami, chapitas de tu cerveza preferida, dados temáticos, sogas anudadas, broches de cápsulas de café si la cafeína te fascina, o accesorios en 3D, entre muchas más. Pensá en tus pasiones y dejá volar tu imaginación.

3. En composé con el ramo de la novia

Karin Schönhals
Karin Schönhals

¡Es el guiño perfecto para un look entre los futuros marido y mujer! Es una de las mejores estilos para los novios más detallistas que desean complementarse hasta en lo más mínimo. En este caso, el novio lleva un boutonniere del mismo tipo de flores y colores que la novia lleva en el ramo o, que incluso, puede llevar en el vestido de novia corto y estampado.

4. HVM “Hacelo vos mismo”

California Producciones
California Producciones

Si sos amante del “hecho a mano” y tu estilo es informal y menos clásico, podés confeccionar tu prendedor de manera artesanal siguiendo tu instinto artístico y creador. Unas ideas son tejer flores a crochet o hacerlas de papel, crear un pequeño amigurumi o reemplazar las flores por pompones. También podés usar botones formando las iniciales de los novios, utilizar cadenas, en vez de hilos, que unen las flores o decorar con cintas y plumas el arreglo floral.

Si te encanta la idea, pero no tenés la inspiración ni la mano para hacerlos, pedile ayuda a tu pareja. Además, seguro que se les ocurren muchas y originales ideas para souvenirs de casamiento que pueden fabricar con sus propias manos.

5. A tono con el entorno y la decoración

Nicolas Golub
Nicolas Golub

Una idea especial y alegre, tanto como son las tarjetas de casamiento divertidas con animaciones, es usar las mismas texturas, estampados y colores que predominan en el entorno de la decoración del salón de fiestas o del recinto donde lo celebren. ¡Seguro que no pasará desapercibido!

Hay varias alternativas que podés elegir, siempre y cuando seas fiel a tu estilo y personalidad, como ocurre con la elección del vestido de tu novia. Ponete manos a la obra y confirmá las tarjetas de casamiento originales y tan únicas como lo será tu boutonniere ideal.