Studio Des Reves

Cuando de elegir tu vestido de novia se trata, vos ya sabés qué te estás enfrentando a una decisión importante, pero, sobre todo, muy personal. Si tenés ganas de usar un vestido de novia corto, ¡hacele caso a tu intuición! Como verás, hay modelos preciosísimos y muy elegantes, que no tienen nada que envidiar a un vestido largo. Después de dar con tu estilo, elegí un peinado de novia deslumbrante y, ¡preparate para tu gran día!

Largos varios

Jolies

Si bien por definición se tratan de modelos de vestidos cortos, no necesariamente todos son por arriba de las rodillas. Por ese motivo, cualquier tipo de novia puede elegir un modelo de este estilo y sentirse cómoda.

El largo midi también pueden entrar dentro de esta categoría, dejándote un amplio espectro de elección, no solo en cuestión de largos, sino en cortes y géneros, como puede ser un vestido de novia con encaje o un vestido de novia para gorditas.

Cortes para todos los gustos

Eglantine Créations

Ya lo sabés: un vestido de novia corto puede encajar perfectamente con cualquier tipo de novia. Al igual que con los vestidos largos, en versión corta se pueden encontrar modelos más ajustados —que dejan lucir tus curvas— o menos ceñidos. Al respecto, y como se ve en las imágenes, podés encontrar cortes acampanados con faldas más voluminosas o vestidos de novia 2019 cortos y pegados al cuerpo.

Escotes atrevidos, clásicos y románticos

Eglantine Créations

Dentro de este estilo de outfits, también vas a dar con diversos tipos de escotes, los mismos que existen para los vestidos más clásicos. Los principales son el escote corazón, con mangas, halter, en V, ilusión y con tirantes.

Para elegir tu modelo, debés tener en cuenta si será solo tu vestido de novia de civil o el que usarás también para la ceremonia religiosa. Si tu caso es este último, procurá lucir según el protocolo de la iglesia. Una buena opción sería sumar una chaqueta, para lucir más elegante.

Todos los estilos disponibles

Oscar de la Renta

Un vestido de novia vintage o boho chic no es solo debe ser un modelo largo. Esto quiere decir que en un vestido corto también podrás lucir ese estilo que te gusta, ya sea uno elegante con pedrería o algo más relajado que acompañe una boda al aire libre.

Si sos una mujer a la que le gusta romper con tradiciones y estereotipos, hasta podrás encontrar vestidos en otros colores alternativos al clásico blanco. Es importante que recuerdes que no hablamos solo de vestidos cortos para el civil, sino que tranquilamente podés elegirlo como “el” vestido, para ambas ceremonias, y, por supuesto, para la fiesta.

Las piernas, las protagonistas

Blumarine

Por supuesto que si usás un vestuario corto, tus piernas se lucirán. Aprovechá para tonificarlas y, si podés, tenerlas bronceadas. Incluso podés usar una tobillera, dando muestras de que sos una mujer moderna y con muchísima personalidad.

Además de tus piernas, tus zapatos también obtendrán un lugar especial en todo tu outfit, ya que tendrán una exposición mayor. Adecuá el modelo de zapato a tu vestido, según el género y los tejidos, la estación del año y el momento del día en que se realice la boda.

Por supuesto que es importante pensar también en detalles de la boda como los souvenirs de casamiento, en el buffet y hasta en la torta de casamiento. Pero… ¡qué placer que da elegir el vestido! Debés hacerlo con tiempo, y a conciencia, y velando por cumplir con tu deseo personal, tu actitud y tu personalidad. Si seguís a tu corazón (¡y a tu sentido de la moda!) seguro que no vas a fallar.