Puede formar parte del souvenir del casamiento o ser un detalle precioso para tus invitados. No dejés de hacer este árbol de huellas para que todos se lleven un recuerdo singular del gran día. Podés hacer árboles de tamaños pequeños, uno para cada uno, y, además, uno grande para ustedes, los novios. Será un árbol personalizado, único y especial donde quedarán grabadas las huellas de todos tus seres queridos para el recuerdo eterno.

Materiales

  • Cartulina
  • Plantilla árbol
  • Palos de helado
  • Tijeras
  • Pegamento en barra
  • Pintura

Paso a paso

1. Agarrá la cartulina y los palos de helados. Vas a empezar por la estructura. Con las tijeras cortá uno de los palos por la mitad. Con esta mitad y un palo entero, alineados horizontalmente, los vas a pegar en la punta.

2. Luego de manera horizontal seguirás pegando los palos enteros tal y como están, sin cortarlos, empezando por la izquierda y luego derecha, izquierda y derecha, y así sucesivamente hasta llegar al otro extremo de la cartulina. En la otra punta repetís el proceso del inicio, cortar un palo por la mitad y pegar esta mitad y uno entero. Esto ayudará a la estabilidad de la estructura.

3. Dale la vuelta a la cartulina y en este lado es donde vas a pegar la plantilla del árbol que más te guste.

4. Pegá los palos en los bordes de la hoja creando un marco para el árbol. Si querés podés hacerlo en forma de rombo como se muestra en el video.

5. Llegó la hora de que tus invitados tiñan sus dedos de pintura y con sus huellas den vida al árbol llenándolo de hojas en las ramas hasta entonces vacías.