En la recta final de los preparativos de la boda, cuando ya han enviado las invitaciones de boda, encargado la torta de casamiento y hecho las pruebas de traje y vestido de novia, llega el momento de pedir el turno en el Registro Civil. Entre los pasos y requisitos para llevar a cabo el enlace matrimonial, los análisis prenupciales requieren que se cumplan en tiempo y forma. Ahora les contamos todo lo que tienen que saber sobre esta instancia previa al casamiento.

1. Requisito obligatorio

Los turnos en el Registro Civil se solicitan entre 29 y 14 días hábiles antes del día de la ceremonia. Uno de los pasos previos y obligatorios para llegar ante la autoridad civil son los análisis prenupciales. En la ciudad de Buenos Aires, las normas para su empleo exigen que el formulario esté legalizado por una autoridad competente de su jurisdicción. Para el caso de las provincias, recomendamos hacer la consulta en los registros civiles de la jurisdicción de sus domicilios.

Franco Perosa
Franco Perosa

2. Marco legal

Los exámenes prenupciales están amparados por la Ley Nacional N° 12331 del año 1937, que fue sancionada para la creación del Instituto de Profilaxis de las Enfermedades Venéreas. El Art. 13 establece que “las autoridades sanitarias deberán propiciar y facilitar la realización de exámenes médicos prenupciales”. En las primeras tres décadas, solo se aplicaba la obligatoriedad de la norma a la población masculina. En 1965 la Ley Nacional N° 16668 la extendió al sexo femenino. La Ley 12331, en su Art. 18, entiende que se establecerá una pena, según el Art. 202 del Código Penal (reclusión o prisión de tres a quince años) a quien “sabiéndose afectado de una enfermedad venérea transmisible, la contagia a otra persona”.

3. Objetivo

La finalidad es certificar ante el Registro Civil que los futuros contrayentes no padecen enfermedades de transmisión sexual. Es un trámite obligatorio y gratuito. La oficina del Registro Civil entrega los formularios y los novios deben cumplir con los exámenes clínicos y de laboratorio pertinentes con una fecha no mayor a 7 días hábiles antes de la celebración de la boda en hospitales públicos o clínicas privadas. Luego se devolverá al Registro Civil con una antelación no menor de 3 días a la fecha establecida para el matrimonio.

4. Qué análisis incluye

La prueba serológica se enfoca únicamente en la detección de sífilis. El examen mide anticuerpos presentes producidos si el paciente entra en contacto con la bacteria que causa la enfermedad. Hoy en día la sífilis sigue constituyendo un problema mundial, a pesar de las medidas profilácticas instauradas. Por otro lado, el examen no incluye otros análisis de enfermedades de transmisión sexual, a menos que se solicite en forma especial.

Manú Marcé
Manú Marcé

5. Otros usos

En contextos de exámenes médicos obligatorios como pueden ser los análisis prenupciales, el Estado puede planificar estudios de prevalencia de algunas enfermedades. Por ejemplo, el último proyecto se llevó a cabo desde septiembre de 2013 hasta octubre de 2014, cuando el Ministerio de Salud de la Nación, junto con la Organización Panamericana de la Salud, coordinó un programa sobre prevalencia de hepatitis virales y sífilis en las personas que iban a contraer matrimonio. Los resultados de estos programas son esenciales para destinar recursos y estrategias de vigilancia epidemiológicas en la planificación de la salud pública.

En suma, los análisis prenupciales se pueden entender como un compromiso asumido con vos mismo y con tu pareja. Por otro lado, estas instancias también pueden contribuir a otros espacios de conocimiento en distintas situaciones de vigilancia en la salud pública. Ha llegado el momento tan esperado para estrenar traje y vestido de novia para civil. ¡Felicidades!