Pogo Eventos
Pogo Eventos

Salir bien en una foto puede ser para algunos una misión imposible. Pero en realidad, la fotogenia no es solo natural, sino que es un concepto que se puede entrenar. Solo necesitan seguir algunos consejos y practicar mucho antes de la boda. Habrá fotos imprescindibles en el álbum de bodas, como el retrato de los novios, el vestido de novia, la llegada a la iglesia, el peinado de novia y la sesión familiar. El truco más importante es sentirse relajados.

1. El lado bueno

Ine Iglesias Photo
Ine Iglesias Photo

Es frecuente hablar del ángulo que nos favorece, nuestro lado bueno. Es parte del autoconocimiento, y no hay mejor forma de descubrirlo que practicar frente a un espejo o sacarse muchas selfies. En los paseos, en las salidas juntos, tómense cuantas fotografías deseen para buscar el lado bueno para las fotos de bodas. Es tiempo de encontrar sus puntos fuertes y localizar las debilidades para no resaltarlas.

2. Relajar las facciones

Bustamante Ventimiglia
Bustamante Ventimiglia

Cuanto más relajados estén, mejor irán las fotografías. Sin embargo, estar frente a la cámara no deja de intimidar un poco. Un truco sencillo para relajar las facciones es no mirar directamente a la cámara, sino un poco al costado o mirar hacia abajo. Si la foto es de frente, entonces mirar a un costado y volver la mirada a la cámara lo más natural posible.

3. Las manos

Bleu Estudio
Bleu Estudio

La tensión de estar en el centro de las miradas se traslada de inmediato a las manos y no sabemos dónde ponerlas. Pueden hacer ejercicios previos con los brazos y tratar de buscar sitios para las manos, una delante, otra detrás; en el bolsillo del vestido de novia; tomarse las manos o abrazar a un ser querido. Otro recurso de manos es sujetar algo: un objeto, el velo, el ramo de novia.

4. La postura

Studio Des Reves
Studio Des Reves

Hay varias posturas de cuerpo entero que pueden practicar y afinar los movimientos para que se vean naturales y no contraídos. Ponerse de lado, un paso hacia adelante, separar las piernas o cruzarlas ligeramente, bajar la barbilla, cuidar la postura de los hombros hacia atrás. La intención es que los músculos se relajen y sentirse cómodos. Ayuda mucho el movimiento, ya que se desvía la atención en la cámara y, en este caso, las faldas largas de los vestidos de novia favorecen las fotos no estáticas.

5. La luz

Studio Des Reves
Studio Des Reves

La luz es uno de los elementos más potentes para conseguir buenas fotografías, que define y transmite tonalidades y contrastes. Una buena luz disimula defectos y brillos,  y es más importante que el maquillaje para lograr efectos favorecedores. Lo coordinarán con el fotógrafo pero estén atentos y prefieran los espacios con luz natural.

6. Confiar en el fotógrafo

Bleu Estudio
Bleu Estudio

Un tip infalible es conectar con el fotógrafo. Un asesoramiento sobre el proyecto de las fotos y unos consejos sobre los estilos de reportajes van a delinear un esquema para que el motor creativo se ponga en marcha. Para ello es necesario confiar en el fotógrafo, conocer su experiencia en bodas, sus trabajos previos, su forma de trabajo. Tiene que haber cierta química entre el fotógrafo y ustedes para que puedan soltarse y sentirse relajados.

7. Actuar con naturalidad

Bleu Estudio
Bleu Estudio

El fotógrafo querrá captar la personalidad de la pareja. Deben ser ustedes mismos, estarán muy felices ese día, por lo que las emociones y las ansiedades pueden contraer un poco la espontaneidad. Olvídense de la cámara y disfruten a pleno de un día que les pertenecerá por siempre y el fotógrafo se encargará de hacer que la felicidad trascienda en las imágenes, de reflejar la esencia misma de la pareja.

8. ¿Sesión preboda?

Daniel Pelegrina PH
Daniel Pelegrina PH

Hay varias razones para hacer una sesión preboda. Vincularse con el fotógrafo y quitarse los miedos delante de la cámara son dos de ellas. No solo podrán utilizar esas fotos en las tarjetas de casamiento, en las numeraciones de las mesas o en las ideas para souvenirs de casamiento, sino que será un tiempo idóneo para ensayar el juego delante de la cámara y explorar un poco más en la espontaneidad de las fotos.

La práctica les dará seguridad para desenvolverse delante de la cámara con mayor soltura. ¡Las fotos serán un recuerdo eterno!