El ramo es uno de los accesorios principales y lo ideal es que sea combinado en armonía con el vestido de novia, ya sea para darle color o contrastarlo. El armado también va a conjugarse con los complementos —aros o gargantillas— de acuerdo al tipo de flor elegida por el tono. Si estas flores te gustan, no dudes en sumarlas también en algún arreglo para la torta de casamiento o para decorar las mesas de los souvenirs de casamiento.

¿Cómo complementar un ramo pastel?

Los colores pastel —típicos del estilo rococó— quedan fantásticos con un look nupcial tanto arriesgado como clásico. Los complementos ideales para estos tonos suelen ser los metalizados, como el plata, oro o bronce, otorgando todo el protagonismo a los colores del ramo. Las cadenitas y aros pueden ser grandes en relación al peinado, mientras que los anillos que acompañan el ramo pueden ser más delicados y armonizar el complemento.

Si te decidiste por un peinado recogido, podés optar por unos aros grandes de metal circulares, o con forma geométrica. También podés sumar unos aros colgantes con perlas que van genial con los colores pasteles. Si vas a lucir un peinado con pelo corto también queda fantástico un par de aros grandes, ya sean argollas noventeras o aros espejados.

Tipos de flores por tono

Las mejores flores para armar una gama pastel en los tonos de los rosas y lilas son las hortensias, orquídeas, lathyrus odoratus, espuela de caballero, lavanda, jacinto, rosa, muscari, lisianthus, anémona, crisantemos o tulipanes. Este tipo de flores, con tallos más cortos y más altos, generan una buena composición para armar un ramo cascada o un ramo esférico. El contraste de estos tonos con el blanco del vestido de novia para civil va perfecto.

Para cumplir con la consigna del "algo azul" en tu gran día, podés armar un ramo pastel con tonos azulados, celestes y turquesas. Algunas flores perfectas para confeccionarlo son las gerberas daisy, anemone apennina, light blue delphinium, fresia o volken frieden delphinium.

Para armar una composición en tonos amarillo pastel con algunos toques más contrastantes, podés incluir en tu ramo lirios, narciso, gerberas y girasoles. Enmarcalo con unas Gypsophila en color blanco y agregá una tela de satén perlada para cerrar el ramo. Además podés coserle unas perlas en el agarre. Combinará perfecto con un vestido de novia con encaje o con algún modelo vintage.

Armado de ramo

Para armarlo es necesario tomar en cuenta cuál es la paleta cromática que vas a usar. Hay varias alternativas: la primera es usar diferentes flores de un mismo tono, es decir, variar dentro de una misma gama cromática. La otra opción es usar odas flores del mismo tipo pero de diferentes tonalidades. Esto le va a dar mucha vida al ramo y conseguirás hacerlo aún más llamativo sin perder delicadeza. También podés usar la misma flor en un tono uniforme, dando toques de verde con hierbas y también con armado de cintas bebé en satén, gasa o raso con perlas incrustadas.

No hay mejor idea que agregar un ramo monocromático en pastel a un vestido de novia sencillo o liso. Por supuesto que también podés usar las ideas de flores y sus tipos a la hora de pensar un peinado de novia. Siempre que puedas sumarle un detalle especial a tu look vas a conseguir personalizarlo aún más. ¡Animate!