Viktor Saldana Filmmaker
Viktor Saldana Filmmaker

Encarar la búsqueda de tu vestido de novia para tu boda será un proceso intenso, donde se te harán presentes muchas emociones, sensaciones, experiencias y situaciones. Algunas serán más cómicas, otras más estresantes, algunas llenas de alegría. Lo fundamental es saber que al final, todo habrá valido la pena, pues tendrás tu vestido de bodas perfecto.

1. Te probarás varios vestidos antes de dar con el indicado

Adamchuk Yonathan
Adamchuk Yonathan

Una de las situaciones que más se te presentará en la búsqueda de vestido de novia será el probarte varios antes de encontrar el indicado. Esto es normal, y no debés desesperarte, aunque a veces pareciera que nunca hallarás el perfecto. Si bien puede que tengas una idea formada sobre el estilo que más te gusta, la gran variedad de modelos existentes te hará vacilar más de una ocasión. Disfrutá el proceso que, cuando estés frente al indicado, te darás cuenta.

2. En varias ocasiones te tentarás con salir del presupuesto

Maru Cignoli Fotógrafa
Maru Cignoli Fotógrafa

Y a su vez, te repetirás constantemente que tenés prohibido hacer lo contrario. La tentación de gastar más de lo que habías presupuesto se te presentará en varias ocasiones, y deberás tener la templanza para que ello no suceda, a menos que te guste demasiado un modelo de vestido de novia, y en ese caso, puedas reestructurar otros gastos. No obstante, trata de que las prendas nupciales que veas siempre sean las contempladas dentro de tu presupuesto.

3. Te estresarás en varias ocasiones

Aníbal Álvarez Fotógrafo
Aníbal Álvarez Fotógrafo

¡Es que son tantos los vestidos de novia para ver que no sabrás con cual quedarte! Revisar todo el día catálogo de nuestra web será seguramente una de tus actividades diarias. Y en ocasiones, ello te llevará a estados de inquietud y estrés que, no obstante, serán momentáneos. Para ello, no queda otra que respirar y con toda la paciencia del mundo, y una mirada amorosa hacia el proceso, seguir buscando hasta dar con ese que te vuele la cabeza.

4. Una vez que lo encuentres, te lo querrás probar mil veces

Brote Estudio
Brote Estudio

Cuando culmine el proceso y finalmente te hayas encontrado con ese modelo precioso de tu vestido de novia, querrás verlo en tu cuerpo una infinidad de veces. Si bien es no es recomendable que lo manipules constantemente, pues corre el riesgo de ensuciarse o romperse, podés darte el gusto de probarlo una o dos veces o disfrutarlo mientras hacés tu prueba de vestuario y de peinado.

5. Pensarás todo el día en los complementos que debés comprar

Gabriel Larraburu
Gabriel Larraburu

Una vez que tengas tu vestido de novia, te será imposible no empezar a pensar automáticamente en los complementos y accesorios que combinen con él. Si bien haber adquirido tu vestido de bodas es el paso más importante, todo tu look termina de armarse con dichos elementos, por lo que es normal que se te ocupe la cabeza pensando en las mejores combinaciones.

6. Ansiarás que llegué el día B

Adamchuk Yonathan
Adamchuk Yonathan

Y para poder lucir tu vestido de novia sencillo o más elegante, querrás que los días pasen rápido y que el día del casamiento llegue cuanto antes. Tu boda ocupará todos tus pensamientos, ¡y está bien que así sea! El esfuerzo en organizar su enlace y fiesta seguramente ocupe muchos meses, lo que te volverá un poco monotemática. Como futura novia, ¡estás totalmente perdonada!

Todas y cada una de estas situaciones se te harán presentes, pero ahora que leíste el artículo sabés que es lo esperado. Por ello, date lugar a sentir cada una de las emociones, permitite la ansiedad así como la felicidad, que cuando menos lo esperes, serás una novia con un precioso vestido, radiante y feliz de dar finalmente el sí.